La charla "sorpresa" entre Alberto Fernández y Héctor Larrea

LA NACION

El Presidente habló con el conductor durante una videoconferencia

"¡No lo puedo creer, estoy hablando con la voz de mi juventud! Es un honor charlar con usted, Héctor Larrea!". Esa fue la frase del presidente Alberto Fernández al saber que para el fin de la entrevista con diferentes periodistas de Radio Nacional en todo el país, se había preparado una suerte de sorpresa: el saludo por parte del locutor insigne de esa emisora, saludo que terminó siendo una charla que duró más de 20 minutos entre ambos.

Su admiración por Miles Davis, los Beatles, Luis Alberto Spinetta, Serú Girán, a qué recitales fue, a qué músico llegó a conocer personalmente, qué discos escucha hoy para relajarse, y más fueron los temas que tocó más que feliz el Presidente junto al entrañable Larrea, que no paraba de hacerle repreguntas, como si ambos estuvieran en una amena charla de café.

"Hace 16 años fue la última vez que hablé con usted Presidente. Y suena ahora con la misma voz, el mismo empuje y las mismas ganas", le dijo para comenzar Larrea desde la videoconferencia en la que él era uno más de los once periodistas que miraban atentos a Fernández.

El Presidente, ante el comentario de Larrea, reaccionó con un desborde de felicidad manifiesto en la mirada y la sonrisa y le contestó: "Pero usted tiene la misma voz que siempre y lo admiro porque siempre llena de felicidad a todos y amor por la música".

Fue entonces que Larrea le preguntó desde cuándo data su hobby de tocar la guitarra. Fernández le contestó que desde muy chico y le contó una anécdota que hizo reír al locutor.

"De chico yo discutía con mi papá, como cualquier adolescente, y lo que más le molestaba a él era que después de cada discusión yo me encerraba en mi cuarto a tocar la guitarra. Él pensaba que yo lo hacía de irreverente, pero la verdad era que lo hacía para relajarme. Así que ahora, para relajarme, hago lo mismo (...) La música es muy importante en mi vida", contó Fernández.

La charla siguió entre recomendaciones de artistas y discos por parte de Larrea y preguntas también de Fernández al locutor sobre las glorias del tango y del folclore.

Entre varias perlitas, el Presidente contó que hace poco se compró un tocadiscos y que mientras trabaja suele escuchar vinilos de Miles Davis, Spinetta y otros artistas. "Hace poco Pedro Aznar me regaló el vinilo de Serú Girán, La grasa de las capitales. Lo disfruto mucho", dijo jocoso.

Ya al final de la charla, Larrea le advirtió que no le quería sacar más tiempo y expresó: "Maestro, un gusto. Espero que no pasen más de 16 años para hablar de nuevo". Pero claro, no pudo con su genio y le preguntó a Fernández cuáles creía él que eran los mejores guitarristas de la Argentina.

"Pero no me quita nada de tiempo, sus preguntas me gustan más que las de sus colegas", dijo riéndose Fernández. Así, la charla siguió unos cinco minutos más entre más risas, coincidencias, y anécdotas melómanas.