Charisma Carpenter, tras su denuncia contra Joss Whedon: “El abusador es problemático, no el abusado”

·4  min de lectura
Tras su denuncia contra Joss Whedon, Charisma Carpenter reflexionó sobre cómo se debe actuar con las víctimas de abuso
https://www.instagram.com/charismacarpenter/

La actriz Charisma Carpenter denunció a Joss Whedon de haber ejercicio contra ella abuso psicológico en los sets de Buffy, la cazavampiros y Angel a través de su cuenta de Instagram y recibió una catarata de respuestas. Muchos de esos mensajes eran bienintencionados, pero, según contó la actriz, podrían llegar a herir a una persona que no esté pasando por un buen momento anímico. Por eso, luego de meditarlo, decidió enumerar una serie de consejos para que quien quiera solidarizarse con alguna víctima de abuso sepa qué frases debe evitar para que su apoyo sea más afectivo.

En una columna publicada en The Hollywood Reporter, Carpenter explicó: “Durante las últimas dos semanas, me han abrumado las llamadas telefónicas, los correos electrónicos, los comentarios públicos y los mensajes directos de apoyo en respuesta a la carta abierta que publiqué en las redes sociales sobre mi experiencia personal con un abuso de poder profesional. Lo cierto es que si bien la avalancha de comentarios y llamadas se basaba en buenas intenciones, algunos aún se quedaron cortos. Me di cuenta de que es posible que muchos no sepan cómo ser un aliado o cómo apoyar mejor a un sobreviviente de un trauma”.

Series: cinco ganadoras del Globo de Oro para volver a ver

Y continuó: “Lamentablemente, estoy muy familiarizada con el abuso físico y mental. Fui aterrorizada por un miembro de mi familia cuando era una niña. Y me han apuntado con un arma a la cabeza a quemarropa mientras escapaba de una violación. (...) Compartí mis experiencias sobre mi antiguo jefe, Joss Whedon, para que podamos identificar un problema muy real que todavía está sucediendo 20 años después. Mi carta abierta no tuvo como objetivo quitarme de encima el trauma. Es una llamada de atención. Y un llamado a la acción. Fue escrito en un esfuerzo concertado para fomentar el cambio”.

“Como resultado de compartir mi experiencia personal, otros se han acercado para confiar en mí y revelar sus propias experiencias con el abuso. Así que mi objetivo es ayudar a educar a cualquiera que lea esto sobre cómo ser un aliado y apoyar a una persona que ha sobrevivido a un trauma en sus muchas encarnaciones. Si bien no soy un terapeuta con licencia, he pasado por dos décadas de terapia para mi trastorno de estrés postraumático y, con un deseo genuino de superar mi dolor, he aprendido mucho”, sigue explicando. Y luego comienza la enumeración de sugerencias para “crear una sociedad evolucionada y empática que anime a la próxima persona a denunciar”.

“Por favor, no le diga a la persona que está pasando por este trance que ‘se levante’ o que ‘simplemente siga adelante con su vida’ porque lo ocurrido ‘pasó hace mucho tiempo’. No aconseje que esa persona que perdone y olvide. La justicia para los abusadores es una parte integral del proceso para sanar. Esos comentarios reflejan falta de empatía”, expresó. Y sumó: “Es difícil salir adelante cuando ves a los transgresores ascender y ganar poder, incluso cuando repiten patrones de comportamiento tóxico sin dar explicaciones”.

La actriz recomendó: “No le pida a las víctimas que compartan detalles del hecho, más allá de lo que están dispuestos a contar. Cuestionar la experiencia de alguien cuando no se es parte de una investigación formal es una actitud insensible e indica que usted, el juez, necesita más evidencia para evaluar que lo que le dicen es veraz. Sólo escuche. Sea empático”.

“No juegue a ser el ‘abogado del diablo’ de un abusador. No lo excuse o insinúe que las víctimas de alguna manera han malinterpretado los hechos. Si están hablando de ello públicamente, es probable que hayan trabajado duro con respecto a su trauma y hayan recibido ayuda para procesar su experiencia con claridad”, agregó.

A su vez, Carpenter explica que no hay que esperar “que las víctimas de abuso hablen en el momento en que ocurrió”, porque en muchos casos, “tardan años en procesar su trauma e incluso más en darse cuenta de la magnitud del daño que les ha causado”. También recomendó no culpar a las víctimas por permanecer en situaciones abusivas. “Racionalizar el abuso de poder, la misoginia, el racismo o el sexismo a una víctima al decirle ‘Eso ocurrió en otra época’ es inaceptable. Estas cosas nunca estuvieron bien. Si minimizamos estos comportamientos pasados, seguramente los seguiremos haciendo en el futuro”, reflexionó.

Por último, se refirió a lo que ocurre cuando la agresión se da en un lugar de trabajo: “Buscar la responsabilidad y las consecuencias de los patrones de abuso en el lugar de trabajo no tiene que ver con la ‘cultura de la cancelación’. Es mejor reformularlo como la ‘cultura de las consecuencias’”.

Los galanes de Buffy, la cazavampiros respaldaron a Charisma Carpenter en sus acusaciones contra Joss Whedon

“Es importante contratar a las personas que pudieron hablar sobre lo que les sucedió. No hay nada más aterrador y excluyente que el hecho de que te quiten la posibilidad de alimentar a tu familia. Ese miedo mantiene a la gente como rehén de su sufrimiento y apoya un sistema enfermo. No etiquete a las víctimas de abuso como ‘problemáticas’. El abusador es problemático, no el abusado”, finalizó.