Champions League: goles de Giovanni Simeone y Leonardo Balerdi, el tremendo récord de Bayern, Napoli arrasador, un arquero insólito y, siempre, el VAR

Giovanni Simeone festeja su gol en el impresionante 6-1 de Napoli a Ajax en la Champions League; el conjunto italiano arrolla en Europa y en la Serie A.
Giovanni Simeone festeja su gol en el impresionante 6-1 de Napoli a Ajax en la Champions League; el conjunto italiano arrolla en Europa y en la Serie A. - Créditos: @FRANCOIS WALSCHAERTS

La continuidad de la etapa de grupos de la Champions League luego de 20 días incluyó ocho partidos. Napoli no para de golear: vapuleó a Ajax como visitante. Giovanni Simeone fue el autor de uno de los tantos del equipo italiano, que lidera su zona continental y también la Serie A. Por otra parte, Brugge, de Bélgica, se transformó en la sorpresa de esta etapa de la Champions: ganó sus tres encuentros y este martes dejó mal parado con miras al futuro a Atlético de Madrid. A su vez, Bayern sigue ganando y rompió un récord. Hubo una intervención del VAR en un gol anulado... que terminó en un penal errado. Y hubo argentinos que debutaron en las redes.

La aplanadora del sur de Italia

Napoli arrasa. En este caso abrumó a Ajax, en Ámsterdan con un 6 a 1, en una muestra de fútbol total, a pesar de que empezó perdiendo. Simeone marcó el sexto gol celeste. El cuadro italiano tiene el puntaje ideal en las tres fechas, 12 goles en favor y 2 en contra. En su visita a Países Bajos anotaron Giacomo Raspadori en dos ocasiones, Giovanni Di Lorenzo, Piotr Zielinski, Khvicha Kvaratskhelia y Gio Simeone, que reemplazó a Raspadori a los 18 minutos de la segunda parte. Mohammed Kudus le dio la ventaja parcial al local.

Los dirigidos por Luciano Spalletti ganaron ampliamente todos sus compromisos del grupo A: habían derrotado por 4-1 a Liverpool y por 3-0 a Rangers. En la misma zona, el club inglés le ganó este martes por 2-0 al escocés como local.

La mano, el gol y el penal... errado

En el 2-0 de Porto a Bayer Leverkusen en Portugal por el grupo B, una jugada llamó la atención y reflejó la importancia del VAR bien utilizado. A los 41 minutos, el ecuatoriano Piero Hincapié, del conjunto alemán, envió un centro desde la derecha y la pelota dio en una mano de David Carmo. El juez Anthony Taylor dejó seguir. Con espacios, Porto tomó la pelota y armó un contraataque perfecto que terminó en gol del iraní Mehdi Taremi. A los pocos segundos el árbitro fue advertido por el VAR por aquella mano. Luego de revisarla, anuló el gol de Porto y cobró penal para Leverkusen. Se hizo cargo de la ejecución Patrik Schick, pero Diogo Costa atajó. El episodio estuvo lleno de condimentos, pero no modificó el resultado.

Al final, Porto se hizo fuerte y venció con tantos de Zaidu Sanusi y Wenderson Galeno.

La sorpresa

Brugge sigue dando la nota: derrotó en Brujas a Atlético de Madrid por 2 a 0. El equipo belga asombra en el mejor certamen de clubes del planeta porque ganó sus tres partidos y no recibió goles. Kamal Sowah y Ferrán Jutglà marcaron los goles ante el equipo dirigido por Diego Simeone, que quedó último en la zona, con 3 unidades y -3 en diferencia de tantos. El argentino Nahuel Molina Lucero jugó completo el partido en el cuadro colchonero. Ángel Correa ingresó a los 32 minutos por el lesionado Marcos Llorente, mientras que Rodrigo de Paul no tuvo acción.

La fatídica tarde de Antonio Adán y el gol argentino

El partido entre Olympique Marseille y Sporting Lisboa, por el grupo D, se desequilibró muy temprano: Francisco Trincão estableció una ventaja para el club portugués con menos de un minuto transcurrido. No duraría mucho. A los 13, el arquero Antonio Adán salió jugando del área chica mientras Alexis Sánchez lo presionaba intensamente. El español no advirtió el peligro del chileno y decidió hacer un pase largo, pero Sánchez se interpuso y el rebote se dirigió al arco, para estupefacción del guardameta.

El panorama empeoraría para el arquero surgido en Real Madrid. Tres minutos más tarde, un gol de Amine Harit dio vuelta el resultado, y a los 22 ocurriría lo peor Adán. El carrilero izquierdo Nuno Tavares conducía un contragolpe y se iba solo al arco, y el portero de Sporting quiso intervenir rápido, pero el remedio fue peor que la enfermedad: Tavares cabeceó por encima del español, que evitó el gol tocando la pelota... fuera del área. La tarjeta roja culminó un rendimiento olvidable de Adán, por quién entró el uruguayo Franco Israel.

Pero el debutante de 22 años tampoco logró detener la sangría. Seis minutos después, Olympique consiguió el tercer gol por medio de un potente cabezazo del argentino Lonardo Balerdi, frente a una muy floja salida de Israel, que intentó despejar con un puñetazo. El ex defensor de Boca, que en Marsella fue entrenado por Jorge Sampaoli, festejó eufórico.

Por esa zona, la D, Frankfurt y Tottenham Hotspur terminaron 0 a 0. Lucas Alario estuvo en el banco de suplentes del equipo alemán.

Bayern, el equipo récord

Cada vez que Bayern München afronta la etapa de grupos de la Champions es arrollador. Este martes se impuso por 5 a 0 a Viktoria Plzen en el grupo C y alcanzó una marca magistral: con 28 victorias y 3 igualdades fijó un récord de partidos seguidos sin perder en la rueda de grupos, superando a Real Madrid. Los goles fueron obra de Serge Gnabry, Sadio Mané, Eric Choupo-Moting y, en dos ocasiones, Leroy Sané, el máximo goleador de la competencia en la temporada, con 4.

Todos los resultados