Champ y Major Biden: vuelven las mascotas a la Casa Blanca

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- En la Casa Blanca volverá a haber mascotas luego de que durante el periodo de Donald Trump no hubo. Con los pastores alemanes de la familia de Joe Biden, virtual presidente electo de Estados Unidos se retomará una tradición que se remonta a George Washington, el primer presidente en tener un can en la residencia oficial.

Champ fue un regalo de Joe para su esposa Jill tras las elecciones de 2008, cuando la presidencia la ganó Barack Obama. Entonces, recuerda The New York Post, Obama prometió a sus hijas un cachorro y Biden le hizo la misma promesa a su esposa. En aquel entonces solíamos ver a Obama jugando en la nieve sobre el césped de la Casa Blanca con sus hijas Sasha y Malia y sus dos perros, Bo y Sunny.

En 2018, Ashley, hija de Joe y Jill, les pidió adoptar a Major de una asociación en Delaware. En ese periodo, el grupo de rescate publicó la noticia de la adopción de Major en su Facebook. El 1 de noviembre pasado, Joe publicó un video en Twitter en el que se veía a Trump en un mitin preguntando: "¿Cómo me vería paseando a un perro en el césped de la Casa Blanca?... No me siento bien". Biden escribió en el mismo mensaje: "Pongamos perros en la Casa Blanca.... Champ y Major de DOTUS".