"Chabelo" brilló en el cine

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 26 (EL UNIVERSAL).- "Chabelo" también protagonizó populares películas en las que interpretó desde detectives hasta niños traviesos o mimados, por lo que el actor se convirtió en una leyenda por toda su carrera artística y el legado que queda en cine con 33 filmes.

Su debut en la pantalla grande fue en 1958 con la película "Viaje a la luna", en la que hace mancuerna con Ramiro Gamboa "El tío Gamboín", quien fue prácticamente quien lo descubrió en los pasillos de la XEW y le dio su primera oportunidad en la pantalla.

Para ello llegó la cinta "Chistelandia", que marcó sus primeros pasos en el cine nacional. Pero Xavier reconoció su vocación actoral cuando actuó junto a "Cantinflas" en "El extra" donde cacheteó al mimo y casi trunca su carrera. En esta película Xavier le da vida al pequeño Panchito, un bravucón que tiene azorados a los niños.

Pero sería hasta 1973 que hizo su primer estelar con "Chabelo y Pepito contra los monstruos", logrando constituirse como una pareja taquillera. Después le seguiría "Chabelo y Pepito detectives", así como "Pepito y la lámpara maravillosa", una trilogía que lo catapultó para ser conocido por su personaje.

Retirado de la televisión llegó "Club Eutanasia", una película dirigida por Agustín Tapia, donde el actor exploró una faceta más oscura al interpretar a un hombre que padece de hipocondría, es decir, que está obsesionado con la idea de que tiene una enfermedad.

Bajo la batuta de Ismael Rodríguez, López Rodríguez participó en "Autopsia de un fantasma", que trata sobre el fantasma de un hombre que se suicidó hace 400 años que está condenado a no descansar en paz, pero le dan la oportunidad de salvarse siempre y cuando cumpla con una bizarra tarea. En la cinta, Xavier López hace una aparición especial interpretándose a sí mismo.

Su última aparición en cine se dio en "El complot mongol", esta historia protagonizada por Bárbara Mori, Damián Alcázar, Eugenio Derbez y Roberto Sosa, tiene lugar en el México de la década de 1960, en plena Guerra Fría, cuando el país se ve involucrado en lo que parece ser un conflicto entre naciones. La película, que se define en su mismo tráiler como una "pinche intriga internacional", fue dirigida por Sebastián del Amo.