Chávez puede juramentarse más tarde

Más destacado

CARACAS, Venezuela (AP) — El máximo tribunal venezolano respaldó el miércoles la posición oficialista de posponer la juramentación del presidente Hugo Chávez, fallo que la principal figura opositora rechazó por considerar que responde a los intereses de un partido".

El gobernador del estado central de Miranda y ex candidato presidencial opositor, Henrique Capriles, descartó el miércoles que pueda considerarse como una victoria o derrota la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia. Afirmó que las instancias "no deben responder a los intereses de un partido".

El fallo dio un fuerte respaldo legal a la tesis chavista de que no importa que el mandatario no esté en el país y no hay que convocar nuevas elecciones porque fue reelegido en octubre.

El oficialismo, que controla los tres poderes públicos, nunca se ha referido abiertamente a que el presidente pueda fallecer o que exista en el país un vacío de poder, y sólo reconoce que Chávez, de 58 años, sigue en Cuba su proceso de tratamiento contra el cáncer que lo aqueja desde 2011.

Para el dirigente opositor, las principales figuras oficialistas no son fuertes, y el actual gobierno encabezado por el vicepresidente Nicolás Maduro está "sostenido sobre tierra movediza".

Capriles indicó que la oposición hizo contactos con varias cancillerías para que los representantes de sus gobiernos no asistieran al acto que está organizando el oficialismo para el 10 de enero, y agradeció la decisión que tomaron varios presidentes de no asistir.

La bancada opositora de la Asamblea Nacional se declaró el miércoles en emergencia para evaluar a profundidad la decisión del TSJ.

La diputada Vestalia Sampedro, que habló a nombre del bloque opositor, dijo que la sentencia "es política. No está apegada a la acción jurídica que todos los venezolanos esperábamos el día de hoy", Señaló "es claro observar que no existe independencia ni autonomía de poderes".

Algunos expertos constitucionalistas y opositores han argumentado que la fecha del 10 de enero no es sólo un día para la juramentación de un nuevo mandatario, sino también el fin de un mandato y el inicio de otro.

Como no se sabe cuál es el pronóstico de salud de Chávez, dicen, es necesario que una comisión médica viaje a Cuba y dictamine su estado real para definir si hay ausencia temporal o absoluta del gobernante, y cuál debe ser el camino legal que debe seguirse.

Marelys D'Arpino, abogada y columnista del diario oficialista Vea, solicitó el 21 de diciembre al Tribunal Supremo aclarar la interpretación del artículo 231 de la Carta Magna de 1999, que fija la fecha del 10 de enero para que se juramente un nuevo mandatario, según datos de la sentencia divulgada por el máximo tribunal en su página de internet.

Ese artículo no indica ni una fecha ni dónde puede hacerse la juramentación cuando se realice ante el máximo tribunal.

La presidenta del TSJ Luisa Estella Morales informó que ante la solicitud de D'Arpino el Tribunal falló que el presidente puede juramentarse en una fecha posterior al 10 de enero y ante el Tribunal Supremo porque es un mecanismo contemplado por la propia Carta Magna.

Dijo además que no hay ausencia temporal de Chávez y que se mantiene la continuidad administrativa en el país, por lo cual el vicepresidente Nicolás Maduro está "perfectamente facultado" para ejercer la vicepresidencia y encargarse del gobierno. "No hay ni siquiera ausencia temporal" de Chávez, afirmó.

El gobierno presentó en la víspera ante la Asamblea una carta firmada por Maduro pidiendo permiso para que Chávez se ausente el 10 de enero a la juramentación debido a que sigue su tratamiento. El permiso fue aprobado por la mayoría oficialista de la Asamblea, de 165 miembros, 67 de ellos de la oposición.

"No está planteado para el Tribunal Supremo (las condiciones) de tiempo, lugar y modo" en que se pueda juramentar Chávez, pero "sabemos que es necesario y que indudablemente se va a cumplir con la juramentación, pero en este momento no podemos adelantar cuándo", dijo Morales.

El profesor de derecho Vicente González de la Vega dijo a la AP que "el TSJ concretó un golpe de estado. Cómo va a decir (el TSJ) que el presidente no está ausente y está en ejercicio cuando ni siquiera puede firmar una carta" como la presentada la víspera ante la Asamblea.

"Es más que evidente que el presidente no está en funciones... esto no es un problema legal, es casi de castellano: el presidente no está, o sea está ausente", agregó en entrevista telefónica González, profesor de derecho de la Universidad Central de Venezuela, en Caracas.

Horas antes de que se anunciara la sentencia del Tribunal Supremo, y quizá anticipando su contenido, el diputado opositor Julio Borges, ratificó que en el caso del mandatario Chávez lo que está planteado es una "falta absoluta", y que esa ausencia debe ser suplida por el presidente de la Asamblea Nacional.

Borges dijo a la prensa que el oficialismo está dado un "salto a la constitución" y que Venezuela enfrenta una "situación crítica".

El congresista insistió en que la crisis planteada en Venezuela es consecuencia de la "falta de información" que hay sobre el estado de salud de Chávez. Afirmó que el gobierno tiene planteado "armar un show" este jueves con concentraciones callejeras , y pidió a los gobiernos de otros países "no involucrarse" en la situación de Venezuela y las decisiones que sostuvo que responden a un "problema interno" del partido de gobierno.

La oposición ha dicho que el mandato constitucional de Chávez termina el 10 de enero, y que por tanto, Maduro ya no estaría en funciones. El que debe asumir en esa fecha, dicen, es el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, para convocar a elecciones en 30 días, como manda la Constitución.

Fue precisamente Cabello quien primero afirmó a mediados de diciembre que Chávez podría juramentarse en una fecha posterior al 10 de enero ante el TSJ. También sostuvo que la reelección del jefe de Estado el 7 de octubre con más de ocho millones de votos era más importante que el "formalismo" de una juramentación.

Este miércoles, desde el estado central de Aragua, Cabello dijo que no deseaba asumir como presidente encargado durante la ausencia de Chávez, tal como ha planteado la oposición, y acusó a los adversarios del gobierno, a los que llamó "fascistas", "hipócritas" y "miserables", de tratar de crear divisiones entre los oficialistas.

"No habrá intriga capaz de romper la unidad" del oficialismo, dijo Cabello en un acto transmitido en vivo por la televisora oficial.

El diputado llamó a los oficialistas a participar el jueves en los actos callejeros que se realizarán en la capital. "Mañana vamos a demostrarle a ellos que aquí quien manda es Chávez y el pueblo".

"Si ellos (la oposición) quieren ver un pueblo arrecho (bravo) en la calle lo van a ver", agregó.

El 8 de diciembre, cuando Chávez anunció que volvería a ser operado, las versiones sobre la gravedad de su estado aumentaron porque por primera vez en 14 años en el poder, el jefe de Estado delegó el poder político en su vicepresidente y además admitió que si no se recuperaba, el candidato por el que deberían votar sus simpatizantes era Maduro.

___

La periodista de AP Vivian Sequera colaboró con este despacho.

___

Interactivos

http://hosted.ap.org/interactives/2012/chavez-es/

http://hosted.ap.org/interactives/2012/balance-chavez/

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK