La CGT respaldó a Alberto Fernández y se diferencia del kirchnerismo

·2  min de lectura
La cúpula de la CGT se reunió hoy en la sede de la Uocra y apoyó a Alberto Fernández
La cúpula de la CGT se reunió hoy en la sede de la Uocra y apoyó a Alberto Fernández

Lo que se anticipaba en la CGT como una reunión burocrática para avanzar en los detalles de la elección para renovar autoridades, que será el 11 de noviembre, terminó en una suerte de catarsis gremial por la crisis en la que quedó sumido el peronismo tras la derrota electoral del domingo último. Hubo casi apoyo unánime para Alberto Fernández, salvo el caso aislado del ferroviario Omar Maturano, que dijo no sentirse representado por el Presidente ni por Cristina Kirchner.

El clima en el Senado: una jugada “extrema” de Cristina Kirchner que genera temor en el oficialismo

Los caciques sindicales se reunieron en la sede de la Uocra para convocar al Comité Central Confederal. Será el paso previo a la renovación del consejo directivo, que se dará tres días antes de las elecciones legislativas generales y que prevé una reunificación de la central con el sector de Hugo Moyano. Mañana, el jefe de los camioneros explicará cuál será la estrategia de su tropa.

El ajedrez sindical por el recambio de la CGT quedó en una nota de pie en medio de la crisis interna en la que quedó sumido el Gobierno. Con Héctor Daer y Carlos Acuña a la cabeza, la central obrera ratificó hoy la movilización para el 18 del mes próximo por el Día de la Lealtad peronista. La imaginan como una demostración de poder y apoyo al Presidente, y como mecanismo de presión para que se imponga la cultura del trabajo sobre la distribución de planes sociales. “El eje es por el crecimiento, la producción y el trabajo. No será en contra de nadie”, dijo un dirigente de peso a LA NACION.

Alberto Fernández encabeza un acto en el que espera unir a toda la CGT
Silvana Colombo


Alberto Fernández encabeza un acto en el que espera unir a toda la CGT (Silvana Colombo/)

El resultado electoral del domingo no sorprendió entre algunos caciques de la CGT. “Faltó sincronización y pluralidad en el Frente de Todos. En la reunión que tuvimos con Máximo [Kirchner] le advertimos el descontento. Hay mucha gente cansada de la hegemonía kirchnerista”, dio su veredicto uno de los sindicalistas más influyentes de la central.

Sobrevoló durante la reunión en la Uocra una mirada crítica por la renuncia en tropa de los funcionarios kirchneristas. Nadie se atrevió a calificarlo como “un golpe interno”, como levantó la voz la oposición. Sin embargo, quedó claro que los gremios apostarán “a la unidad amplia”.

Muchos de los sindicalistas que participaron de la reunión cruzaron mensajes con ministros no renunciantes del Gobierno y con Sergio Massa. El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, fue uno de los que intentó llevar calma a las tribus sindicales. “Es total e incondicional mi apoyo al Presidente por todo lo que representó como la síntesis de lo que votó el pueblo en 2019”, escribió Moroni en un mensaje. Con ese aval, la CGT se encolumnó por ahora detrás de Alberto y está dispuesta a marcar sus diferencias con el kirchnerismo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.