Con la CGT, el Presidente exigió trabajar para que el salario le gane a la inflación y resolvió que el acto del día de la lealtad se realizará el domingo 17

·2  min de lectura
Alberto Fernández, Juan Mazur, Moroni, De Pedro y la cúpula de la CGT
Alberto Fernández, Juan Mazur, Moroni, De Pedro y la cúpula de la CGT

Ya sin restricciones por la pandemia, el presidente Alberto Fernández l es exigió a sus ministros que trabajen con los popes de la CGT para mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores. Ese fue el compromiso del jefe del Estado con la cúpula de la central obrera, con quienes resolvió que finalmente la celebración por el Día de la Lealtad se realizará el domingo 17 y no el 18 como se había anunciado.

El Presidente, según pudo saber LA NACION, hizo un repaso de las medidas que se publicaron hoy en el Boletín Oficial. “A partir de ahora todos los sectores trabajan a pleno, eso se tiene que sentir en el bolsillo de la gente”, les dijo Fernández, en el almuerzo que compartió en la Casa Rosada con Héctor y Rodolfo Daer, José Luis Lingeri, Antonio Caló, Gerardo Martínez, Armando Cavalieri, Carlos Acuña y Andrés Rodríguez.

La encrucijada: quién gobierna el día después

Alberto Fernández y el jefe de Gabinete, Juan Manzur, les anticiparon que la apertura de todas las actividades y el turismo generarán una “reactivación acelerada”, por eso fueron muy claros en que este año los trabajadores no tienen que perder poder adquisitivo. El mandatario estuvo acompañado por el ministro coordinador –quien organizó en encuentro con Daer el último martes–; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; y el ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

La reunión se produjo también después de que el gobierno nacional le garantizó a la CGT el pago de 11.000 millones de pesos paras las obras sociales .

La movilización el 17 será una demostración de fuerza luego del cachetazo electoral, cuestión que también se analizó durante el almuerzo. Uno de los ejes que tendrá la marcha a la Plaza de Mayo será el rechazo a la reforma laboral que propone Juntos por el Cambio. Además, la CGT buscará enviar un mensaje de que esta vez sí la reunificación es una realidad, a contramano de las internas del Frente de Todos.

“Fue muy buena reunión, de muy buen ánimo por parte del Presidente. La Argentina tiene un desafío muy grande, la Argentina necesita saber que tiene de problema la Argentina. No tiene un mango la Argentina”, dijo a la salida del encuentro Cavallieri.

El titular del gremio de Comercio también habló de la posibilidad de dar vuelta la elección el 14 de noviembre y ponderó en ese rubro los antecedentes del ministro coordinador: “Sobre todo con el nuevo gabinete, con Manzur, es un maestro electoral. Somos todos peronistas, el Presidente también. Es un poco darnos ánimos entre todos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.