Como la CGT, los movimientos sociales también rechazan los ajustes del Gobierno en los planes de asistencia

Inés Beato Vassolo
·4  min de lectura
El ministerio de Economía intervendrá algunos de los principales planes de asistencia económica, y los movimientos sociales advirtieron la gravedad del asunto y adelantaron que se movilizarán en todo el país
Fuente: Archivo - Crédito: Santiago Filipuzzi

Tal como había hecho hace dos días la CGT, los movimientos sociales rechazaron los ajustes anunciados por el Gobierno para el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), en el marco de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI). También, se pronunciaron en contra del cambio de fórmula que el Ejecutivo pretende aplicar sobre las jubilaciones, y advirtieron que preparan movilizaciones en todo el país a fin de elevar el reclamo.

Juan Carlos Alderete, referente de la Corriente Clasista y Combativa (CCC), dijo estar "en contra de cualquier ajuste" y apuntó contra la gestión del expresidente Mauricio Macri, al sostener que "no se pueden seguir pagando las fiestas de los otros". En diálogo con LA NACION, el dirigente social indicó: "No podemos seguir pagando una deuda que se generó para favorecer a grandes grupos y no sabemos cómo ha sido. Siempre tiene que pagar el pueblo con ajustes, es demasiado sacrificio".

Además, Alderete afirmó que no fueron "para nada" consultados por el Gobierno acerca de las medidas, y dijo que la CCC se unirá a las movilizaciones que llevarán adelante los trabajadores y jubilados.

En la misma línea, la referente nacional de Barrios de PieSilvia Saravia dijo a LA NACION que el próximo lunes lanzarán una campaña bajo el nombre "La salida es sin ajuste", que incluirá charlas, debates en las calles y movilizaciones en todo el país. "Lo que plantea la campaña es que lo que el Gobierno propone respecto del IFE y del ATP son ajustes, a pesar de que lo traten de dibujar", precisó Saravia, y agregó: "Hace falta seguir garantizando el acceso a los alimentos, reforzar los ingresos, trabajar sobre el acceso al hábitat justo y pensar en cómo vamos a recuperar el trabajo".

Respecto de los acuerdos con el FMI, la dirigente social afirmó: "El Gobierno está acomodando las cuentas respecto de los planteos del FMI, y ya hemos vivido en la Argentina las consecuencias de este tipo de programas económicos". Por último, Saravia llamó a "pensar en la mayoría", tras indicar que "la pobreza y la indigencia continúan en aumento".

Ayer, el ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó que no habrá un IFE 4, luego de haberse dado a conocer, además, que el Gobierno nacional contempla un ajuste para el último pago del programa de asistencia, con una reducción de más de seis millones de beneficiarios.

"Hoy no es el momento de un IFE 4, así como no es el momento de otras cosas, porque hay que mantener ciertos equilibrios para también proteger a la actividad", dijo Guzmán, en diálogo con C5N, y agregó: "Hay una situación muy dura, pero hay equilibrios muy importantes que mantener para que haya estabilidad".

A la intervención del IFE se suma el ajuste del ATP, ahora restringido a sectores críticos como el entretenimiento, turismo, cultura y gastronomía, que tampoco formará parte del presupuesto 2021. Otro agravante es la nueva fórmula que pretende imponer el Gobierno para recomponer las jubilaciones en base a la recaudación impositiva y no a la inflación.

Advertencia por despidos futuros

En este contexto, la excandidata a presidenta Manuela Castañeira dijo a LA NACION que desde Nuevo Más -el movimiento que lidera-, se oponen a la eliminación del IFE y del ATP porque "detrás de eso quedan sectores desguarnecidos y vienen los despidos". La referente sugirió, además, que "debería haber una renta universal mínima o un seguro de desempleo permanente equivalente a la canasta básica familiar". Por último, advirtió que el mes de diciembre "será muy activo por reclamos vinculados a jubilaciones, el ajuste y el derecho al aborto".

El Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) también apuntó contra las medidas anunciadas por el gobierno de Alberto Fernández. "Nos parecen de las peores noticias del año. Es no contemplar la situación límite en la que se encuentran miles de familias en la Argentina, sobre todo respecto del IFE", dijo a LA NACION el dirigente nacional Nicolás Caropresi.

"Cualquier medida que impacte en el bolsillo de los que sufren es preocupante, más aún en el contexto de fragilidad en el que se encuentran los argentinos y argentinas, por la pandemia", agregó el referente social, quien, además, indicó que el MTE mantiene diálogo con el Ministerio de Desarrollo Social para "pensar alternativas que fortalezcan el trabajo y los recursos para los sectores excluidos", pero, aún así, no existe ninguna definición formal. Por último, Caropresi advirtió que "si no se compensa" a los sectores excluidos, se generará una "legítima conflictividad".

Por su parte, en Polo Obrero (PO) calificaron de "gravísima" la iniciativa del Ejecutivo, e indicaron que es un "golpe" a las familias que aún no recuperaron su trabajo. En diálogo con LA NACION, el referente social Eduardo Belliboni afirmó: "Muchas familias todavía no lograron retomar las changas con las que sobrevivían a la recesión. Esto forma parte de un ajuste fondomonetarista clásico".

Belliboni también se refirió a la reducción del alcance del ATP, e indicó, al igual que sus pares, que "el ajuste de la asistencia va a producir más despidos". Por este motivo, adelantó que en los próximos días se reunirán con otras organizaciones para "lanzar un plan de lucha" en todo el país. "Viene un diciembre movido", concluyó.