La CGT apoyó la llegada de Sergio Massa al gabinete y surgen diferencias por la movilización del 17 de agosto

·4  min de lectura
Pablo Moyano, Héctor Daer y Carlos Acuña, los integrantes del triunvirato de mando de la CGT
Pablo Moyano, Héctor Daer y Carlos Acuña, los integrantes del triunvirato de mando de la CGT - Créditos: @Télam

Las diferencias que habitualmente surcan los debates internos de la CGT no aparecieron al momento de fijar una postura común sobre el desembarco de Sergio Massa en el gabinete de Alberto Fernández, en un rol de superministro. Los gremios consideran al tigrense como un hombre propio y entre ayer y hoy ya hubo contactos y se avanza en un encuentro para la semana próxima.

“Conocemos y confiamos plenamente en la orientación productivista y de desarrollo industrial que dará el compañero Sergio Massa a la economía argentina. El desarrollo económico se sustenta en el crecimiento del poder de compra de salarios, jubilaciones e ingresos sociales, debemos redoblar los esfuerzos para mitigar en parte la desigualdad social”, valora el comunicado de la CGT, que lleva la firma del consejo directivo a pleno.

Sin embargo, a pesar del cálido recibimiento, algunos sindicalistas mantienen firme la movilización que convocaron para el 17 del mes próximo en rechazo de la inflación y del impacto negativo que está teniendo en los salarios, jubilaciones y planes sociales. “La marcha se hace. No se suspende por nada y por nadie. Se hará y será contundente”, dijo a LA NACION Gerardo Martínez, jefe de la Uocra y uno de los dirigentes más influyentes en la vida interna de la CGT.

Sergio Massa, cuando recibió en Diputados a dirigentes de la CGT que pedían ampliar los adicionales que quedan eximidos del impuesto a las ganancias
Sergio Massa, cuando recibió en Diputados a dirigentes de la CGT que pedían ampliar los adicionales que quedan eximidos del impuesto a las ganancias - Créditos: @Prensa Diputados

La movilización del 17 del mes próximo tiene originalmente como blanco de las críticas al Gobierno y a los empresarios. El reclamo central será por la inflación , aunque habrá también una demanda al Frente de Todos para ordenar su interna con vistas a las elecciones de 2023. En esa línea se acordó uno de los fragmentos del comunicado de ayer a favor de la designación de Massa. “Reclamamos a los actores políticos, sociales y económicos a actuar con responsabilidad, dejando de lado las mezquindades políticas y las especulaciones económicas que agigantan la injusticia social”, plantearon los gremios peronistas.

Al margen de las intenciones de Martínez y otros sectores de mantener la protesta, otro dirigente influyente de la central obrera reconoció que Massa ya activó gestiones para bajar el reclamo callejero. “La semana que viene puede haber un encuentro con Sergio”, dijo el sindicalista de un gremio industrial.

Massa cuenta con tropa propia en la CGT . El barrionuevista Carlos Acuña, uno de los integrantes del triunvirato de mando, fue diputado provincial del Frente Renovador (FR). Su esposa es Blanca Cantero, intendenta massista de Presidente Perón, el municipio que ganó notoriedad antes de la pandemia por la crisis territorial que derivó en la usurpación de tierras. Acuña dio hoy una pista que hace tambalear la movilización. “Por ahora está confirmada, pero nunca se sabe”, dijo en Radio El Destape. El jefe del gremio del personal de estaciones de servicios se mostró alineado: “Massa tiene el apoyo institucional de la CGT”.

Pero también tiene terminales con “los Gordos” (grandes gremios de servicios) y el moyanismo. Con el primer sector, su nexo es Héctor Daer, otro de los jefes cegetistas. Daer fue diputado nacional por el Frente Renovador en 2013, cuando Massa desafió al kirchnerismo en las urnas. Cerca de Daer no fueron ayer tan contundentes como Martínez para ratificar la movilización del 17 de agosto. Pesa en el sindicalismo las gestiones que hizo Massa para acelerar las actualizaciones en el impuesto a las Ganancias, cuando todavía estaba Martín Guzmán como ministro de Economía.

Con los Moyano el vínculo también es directo. Habla seguido con Hugo Moyano, pero también con Pablo y Facundo, para quien Massa es una suerte de padrino político. En uno de los últimos asados que el tigrense ofició de anfitrión en Rincón de Milberg, el clan camionero asistió a pleno: además de Hugo, Pablo y Facundo se sumaron Hugo (h.), que es abogado, y Jerónimo, el menor que se convirtió en la sombra de su padre.

A pesar de los lazos que unen a Massa con los popes sindicales, la movilización del 17 de agosto en rechazo del avance inflacionario se mantiene por ahora en pie. “No se habló de levantarla. Se debe discutir en el consejo directivo”, dijo anoche un dirigente sindical que le envió a Massa un mensaje de felicitación. El dilema ahora es cómo hacer equilibrio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.