El cese del ministro británico que rompió el bloqueo en Irlanda del Norte consterna a Belfast

Por Amanda Ferguson
FOTO DE ARCHIVO: El secretario de Estado para Irlanda del Norte, Julian Smith, llega a Downing Street en Londres, Reino Unido, el 11 de febrero de 2020

Por Amanda Ferguson

BELFAST, 13 feb (Reuters) - El primer ministro británico, Boris Johnson, ha cesado al ministro que le ayudó a poner fin a tres años de parálisis política en Irlanda del Norte, lo que provocó críticas el jueves en el sentido de que Johnson es indiferente al destino de las personas que conviven ahí.

Como secretario de Estado para Irlanda del Norte, Julian Smith negoció un acuerdo para restaurar el parlamento electo regional, un elemento clave del acuerdo de paz del Viernes Santo de 1998 que puso fin a 30 años de violencia.

En un raro consenso, fue elogiado por todos los sectores de la política de Irlanda del Norte.

"Despedir al secretario de Estado más exitoso en una década muestra la peligrosa indiferencia de Johnson hacia nosotros", dijo Colum Eastwood, líder del Partido Socialdemócrata y Laborista de Irlanda del Norte (SDLP, por sus siglas en inglés), uno de los cinco partidos que volvieron a entrar en el gobierno regional de coalición como resultado del acuerdo.

La ministra principal de Irlanda del Norte, Arlene Foster, líder del Partido Unionista Democrático (DUP), dijo que "su dedicación al puesto fue increíble".

La destitución de Smith se produjo en un momento delicado para Irlanda del Norte, que se enfrenta a complejos desafíos al salir de la Unión Europea junto con el resto del Reino Unido, mientras que la vecina Irlanda sigue formando parte del bloque.

No hubo ninguna declaración inmediata de la oficina de Johnson en el 10 de Downing Street, que explicara las razones de la destitución de Smith, la cual se produjo como parte de una reestructuración más amplia del gabinete.

Smith anunció su despido en Twitter, diciendo que "servir al pueblo de Irlanda del Norte ha sido el mayor privilegio".


(Información adicional de Padraic Halpin en Dublin y Kylie MacLellan en Londres, escrito por Estelle Shirbon; editado por Stephen Addison, traducido por Andrea Ariet en la redacción de Gdansk)