Cerveza gratis: la estrategia de EEUU para potenciar la campaña de vacunación

·3  min de lectura
Enfermeras cargando jeringas en un sitio de vacunación Kansas City, Missouri
Enfermeras cargando jeringas en un sitio de vacunación Kansas City, Missouri

Cerveza, marihuana, donas gratis, cupones de descuento y hasta oportunidades para ganarse un auto son algunos de los incentivos que centros de Estados Unidos están ofreciendo para tratar de energizar la campaña de vacunación en el país y conseguir que los ciudadanos más reacios se inoculen. 

Pero hay intentos mucho más serios y amplios. En ciudades como Detroit ofrecen a las personas 50 dólares para que lleven a otras en su auto a algún centro de vacunación. Las autoridades de la salud pública dicen que sus esfuerzos son cruciales para convencer a quienes no se inocularon todavía.

“Ésta es la forma para dejar atrás esta pandemia y seguir adelante con nuestras vidas’', señaló el médico Steven Stack, comisionado de salud pública de Kentucky. La demanda de vacunas ha comenzado a caer en todo el país, algo que las autoridades anticipaban que sucedería una vez que los más vulnerables y los más deseosos de vacunarse lo hicieran.

Incentivar la vacunación

Ahora, las gestiones entran en una nueva fase. “Esto va a ser un trabajo mucho más intenso en el que tenemos que concentrarnos en eventos más pequeños, diseñados para responder a las necesidades y preocupaciones de comunidades específicas con sensibilidades y necesidades diferentes’', sostuvo Stack.

La demanda ha caído enormemente en las áreas boscosas del noreste del estado de Washington, donde Matt Schanz, del distrito de salud de Northeast Tri County, no sabe qué hacer para convencer a la gente a vacunarse. Un 76% de los residentes siguen sin vacunarse en el condado de Pend Oreille y 78% en el condado de Ferry, mientras que 80% en el condado de Stevens no han recibido siquiera una dosis, comparado con un promedio de 59% en el estado.

El miércoles, apenas 35 personas en los tres condados sacaron turno para recibir una dosis a través de la agencia de salud, comparado con un pico de 500 citas diarias hace unas pocas semanas atrás. Schanz se refirió a algunos de los esfuerzos realizados hasta el momento en los tres condados de los que es administrador de salud: anuncios en los diarios, carteles y mensajes enviados por correo junto con las facturas de electricidad.

Se crearon sitios de vacunación en los que no es necesario bajarse del auto en centros para ferias y estaciones de bomberos, así como un centro de llamadas telefónicas y citas por internet. Según Schanz, la incertidumbre sobre la vacuna es la mayor barrera. “La gente dice: ‘No quiero ser un experimento del gobierno’”.

Algunas empresas también se sumaron para promocionar la campaña masiva de vacunación. Por ejemplo, la compañía Krispy Kreme empezó a ofrecer donas gratis a quienes demuestren haber sido vacunados.

En Cleveland, un cine ofrece palomitas gratis hasta finales de este mes y varios dispensarios de marihuana de todo el país están regalando golosinas de cannabis.

El 20 de abril, los defensores de la marihuana ofrecieron “cigarrillos de marihuana a cambio de vacunas” para animar a la gente a vacunarse en las ciudades de Nueva York y Washington. En tanto, el slogan de algunas cervecerías en Estados Unidos es: “Pinchazos y un trago”.

En Alaska, que tradicionalmente tiene poca confianza en las vacunas, la Norton Sound Health Corp., con un hospital en Nome y 15 dispensarios en todo el oeste de Alaska, llegó a repartir premios como pasajes de avión, dinero para la compra de un auto y 500 dólares para comestibles o combustible.

También debes ver

EN VIDEO | Bélgica se prepara para retomar al vida cultural.