El certificado digital fue la más exitosa herramienta de la UE para facilitar viajes durante la pandemia

Las herramientas adoptadas por la Unión Europea (UE) para facilitar los viajes durante la pandemia fueron utilizadas en forma insuficiente en el bloque, con la notable excepción del éxito que tuvo el certificado digital europeo, apuntó este miércoles el Tribunal de Cuentas Europeo (TCE).

Ante el estallido de la pandemia de coronavirus, en 2020, los países del bloque adoptaron medidas en forma individual, hasta que la Comisión Europea (brazo ejecutivo de la UE) pasó a coordinar la implementación de medidas comunes, definiendo diversas herramientas.

Sin embargo, el TCE señaló que esas herramientas no se utilizaron de forma plenamente coordinada y por ello tuvieron una "eficacia variada".

Por ejemplo, la UE invirtió más de 70 millones de euros en herramientas informáticas, como un sistema que permite la interoperabilidad de las aplicaciones de cada país para el seguimiento de los casos de contacto.

También formó parte de ese esfuerzo el "formulario de seguimiento digital" que deben rellenar los pasajeros que llegan a la UE, así como una plataforma para el intercambio de estos formularios entre los países del bloque.

Otra solución desarrollada: el certificado digital europeo Covid, un código QR que certifica una vacunación, una prueba negativa o una infección en los últimos seis meses.

"El portal de rastreo de contactos estuvo en funcionamiento solo siete meses después de la pandemia", apuntó el TCE en un estudio sobre la eficacia de las respuestas.

Para ese Tribunal, el formulario de localización de pasajeros, adoptado en mayo de 2021, "llegó demasiado tarde, con algunas soluciones nacionales ya implementadas".

En cambio, el certificado digital (un código QR que certifica un vacunación o un test con resultado negativo) "estuvo listo antes de que los estados [del bloque] terminaran de definir sus planes de vacunación".

El TCE lamentó que "apenas cuatro Estados miembros han utilizado el formulario de localización digital europea de pasajeros".

Además, señaló que "de los aproximadamente 27 millones de formularios emitidos hasta febrero de 2022, más de 9 de cada 10 se emitieron en un único país, Italia".

Además, la plataforma de intercambio apenas se ha utilizado: "a finales de febrero de 2022, solo se habían intercambiado 256 formularios, todos ellos, menos uno, de España", lamentó el Tribunal.

En la práctica, solamente el certificado digital se ha utilizado en todos los Estados miembros del bloque, así como en 45 países y territorios no pertenecientes a la UE, con más de 1.700 millones de certificados emitidos hasta finales de marzo de 2022.

jug-ahg