Tras ceremonia inédita, el cuerpo de Benedicto XVI ya reposa en la antigua tumba de Juan Pablo II

© Vincenzo Pinto, AFP

El papa Francisco presidió la ceremonia fúnebre del papa emérito Benedicto XVI. Desde hace 600 años, ningún papa en funciones había cohabitado con un papa emérito, lo que hizo inédita esta ceremonia que contó con la presencia de miles de fieles en la Plaza de San Pedro.

Luego de tres días en cámara ardiente en la Basílica de San Pedro y de la concurrencia de alrededor de 200.000 personas, Benedicto XVI recibió un funeral a la escala de un papa en funciones en la mañana de este jueves 5 de enero y su cuerpo ya reposa en la cripta vaticana.

Cerca de 50.000 personas se congregaron en la Plaza de San Pedro en la Ciudad del Vaticano para presenciar el sepelio del papa emérito Benedicto XVI, fallecido el pasado 31 de diciembre a los 95 años.

Varios jefes de Estado y de Gobierno asistieron a las exequias: el presidente de Italia, Sergio Mattarella; el polaco, Andrzej Duda; el portugués, Marcelo Rebelo de Sousa; entre otros. Pero el más representativo fue el canciller alemán, Olaf Scholz, país de donde provenía Benedicto XVI.

El funeral del papa emérito fue inédito en la historia reciente de la iglesia católica. Desde 1802, cuando Pío VII sucedió a Pío VI, la Plaza de San Pedro no había presenciado a un papa en funciones presidir el funeral de su predecesor.

El sepelio contó con la asistencia de 125 cardenales, 200 obispos y unos 3.700 sacerdotes. El Gobierno italiano convocó a más de 1.000 miembros del personal de seguridad del país para garantizar la tranquilidad del evento. El espacio aéreo alrededor del Vaticano se cerró durante todo el jueves, y la bandera italiana ondeó a media asta.

Un papa en funciones despide a un papa emérito

Legado de contrastes


Leer más sobre FRANCE 24 Español

Leer tambien:
Más de 135.000 feligreses han despedido en capilla ardiente a Benedicto XVI, previo al sepelio
El funeral de Benedicto XVI: un rito perturbado por su dimisión en 2013