Cepo a la carne: un gremio reclama que se abran las exportaciones

·3  min de lectura
El sindicato de la carne de Santa Fe manifestó con pasacalles en esa ciudad su preocupación por el cierre de las ventas al exterior
El sindicato de la carne de Santa Fe manifestó con pasacalles en esa ciudad su preocupación por el cierre de las ventas al exterior

SANTA FE.- Trabajadores de la carne de esta provincia continúan movilizados en reclamo del cierre de las exportaciones, medida que solo en las plantas radicadas en todo el distrito pone en riesgo la continuidad laboral de 10.000 puestos de trabajo.

En diálogo con LA NACION, Daniel Roa, titular del Sindicato de la Carne de Santa Fe, explicó que vienen realizando reuniones porque se oponen al cierre de las exportaciones.

La frase de Alberto Fernández que generó una dura respuesta desde el campo

“Por ello acompañamos a nuestro gobernador, Omar Perotti, que sostuvo que ‘la solución es aumentar la producción y no cerrar las exportaciones’. Defendemos los puestos de trabajo. Somos parte del partido gobernante pero aun participando de ese espacio político, no significa que no defendamos los intereses de los trabajadores”, insistió.

“Esta situación afecta, según nuestro relevamiento, a unos 10.000 puestos de trabajo directos, es decir, trabajadores registrados. Como damnificados, fuimos al único sector que no se llamó para poder buscar una solución. Los trabajadores de la carne queremos armar una mesa de diálogo, donde estemos participando todos los actores de la cadena cárnica“, añadió.

En este sentido, puntualizó: “El panorama se va complicando. Ya hoy Swift Rosario y San Jorge están paralizados. Y el resto de las plantas (frigoríficas) están trabajando al 50%”.

Cepo a la carne: Kulfas convocó a una reunión al nuevo presidente de la Rural

Asimismo, citó el caso del Frigorífico Friar, exNelson, a unos 50 kilómetros al norte de esta capital. “Antes del 19 mayo (cuando se cerraron las exportaciones) faenaba 550 cabezas por día. Hoy apenas si llega a 300”, remarcó.

Otro caso testigo, indicó, es el frigorífico Recreo, a unos 29 kilómetros al norte de la cuidad de Santa Fe, que vende sus productos de exportación al mercado chino, donde hace 30 días atrás, la empresa faenaba 450 cabezas diarias y hoy redujo a entre 290 y 300 cabezas.

También redujo la faena la planta de Rafaela Alimentos ubicada en la ciudad de Casilda, al sur de la provincia. Esa firma tenía exportaciones habilitadas con destino a Aruba, Bosnia, Brasil, China, Costa de Marfil, Hong Kong, Malasia, Perú, Rusia, Singapur, Suiza, Sudáfrica y la Unión Europea.

Roa consideró que el principal problema es que esta situación provoca un deterioro en el salario del trabajador de la carne, porque se pierden incentivos, entre ellos el que se recibe por faena. “Así, el sueldo se nos cae un 50%”, resaltó el dirigente gremial.

“Tenemos una industria frigorífica que es pujante, que se desarrolló. Además, hay un sistema agroganadero en expansión y una industria frigorífica de excelencia. Porque queremos ser parte de la solución del problema es que salimos a las calles a defender el derecho a trabajar”, añadió.

Sobre el futuro del conflicto, Roa dijo que la decisión que tomó el Gobierno fue un intento para que el precio de la carne baje y que “sin embargo, aumentó un 20% desde que cerraron las exportaciones hasta el día de hoy”.

Por último, recordó el proceso de 2006, cuando Nación adoptó una resolución de similares características. “No queremos volver a vivir ese momento, que aún está vigente en nuestra retina. Hubo 100 fábricas frigoríficas cerradas y 15 mil puesto de trabajo perdidos. Esto es lo que nos motoriza para llevar adelante este reclamo”, finalizó.