Cepo a la carne: alertan sobre una reapertura con fuertes restricciones

·3  min de lectura
Las ventas al exterior se podrían reabrir con fuertes restricciones
Ronaldo Schemidt

Son horas decisivas para las exportaciones de carne vacuna luego del cepo aplicado por el gobierno nacional.

Según pudo saber LA NACION, a días de que termine el plazo de los 30 días fijado por el presidente Alberto Fernández para la veda de las ventas al exterior -se exceptuaron las cuotas Hilton y 481 de carne a Europa y a Estados Unidos- el Gobierno avanzaría con una reapertura de las exportaciones pero con fuertes recortes.

Ayer, tras contactos entre funcionarios y la industria frigorífica, trascendió que el Gobierno puso sobre la mesa la idea de limitar las exportaciones a un 50%. El 2020 fue un año récord en volumen con más de 900.000 toneladas e ingresos por más de US$2700 millones.

Fuerte reclamo de Israel contra el cepo a la carne del Gobierno

Un recorte del 50% para las empresas significaría no sólo una fuerte pérdida económica sino también la posibilidad del cierre de plantas y el despido de personal. Algunos creen que ese 50% se puso para negociar una merma del 20 al 40%.

Se esperan más contactos en las próximas horas con el Gobierno porque para la industria un 50% menos no le hace viable la actividad.

En 2006, con el cierre de exportaciones de Néstor Kirchner, y luego con las cuotificaciones que impuso Cristina Kirchner -200.000 toneladas al año durante los últimos años de su mandato como presidenta- los exportadores buscaron sortear el momento adaptándose para vender en el mercado interno.

Sin embargo, se cree que ahora eso no podrá replicarse. “A diferencia de ese momento, cuando los exportadores tenían una cuota de participación en el mercado interno y podían redireccionar ventas, eso ahora no existe porque el mercado está muerto”, contó una fuente de la actividad.

En caída

En mayo pasado, el consumo por habitante de carne vacuna se ubicó en 45 kilos, igual que en mayo de 2020 y un nivel que está entre los peores en 100 años.

“Una posibilidad es que en lo que resta de junio y julio haya una cuotificación mayor y luego se vaya reabriendo”, señaló otra fuente.

Consideró que aplicar un fuerte recorte significaría que quede “mucha gente en la calle”. Agregó: “Si el cierre de exportaciones afecta la operatividad de las plantas esto va a dejar a mucha gente con pérdida de trabajo”.

En declaraciones radiales, Víctor Tonelli, consultor ganadero, alertó sobre las versiones de que si se abren las ventas al exterior se hagan con “muchas limitaciones”.

Anoche, en tanto, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, señaló que esta semana el Gobierno anunciará un plan ganadero para el sector.

“Esta semana se anunciará el plan ganadero para asegurar que haya carne en la mesa de los argentinos, sin descuidar al sector exportador”, dijo el funcionario a C5N según consignó Télam.

“Estamos en la recta final de un conjunto de medidas que incluyen un acuerdo con el sector de la carne, donde el objetivo es garantizar que la mesa de los argentinos esté abastecida y que el negocio exportador pueda continuar”, señaló Kulfas.

Según precisó el ministro, se apunta a “un plan ganadero que nos lleve a unas 5 millones de toneladas anuales de producción de carne, ya que lo de China es una oportunidad pero debemos hacerlo ordenadamente, sin descuidar el mercado interno”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.