Mutación de coronavirus detectada en visones de Dinamarca probablemente está extinta

·2  min de lectura
Foto de archivo de unos visones en una granja cerca de Naestved, en Dinamarca
Foto de archivo de unos visones en una granja cerca de Naestved, en Dinamarca

COPENHAGUE, 19 nov (Reuters) - Una nueva mutación del coronavirus que proviene de granjas de visones en Dinamarca "muy probablemente" está extinta, dijo el jueves el Ministerio de Salud, citando una evaluación del Instituto Estatal de Sueros, que se ocupa de las enfermedades infecciosas.

No se registraron infecciones con la nueva variante del virus, conocida como Cluster-5, desde el 15 de septiembre, dijo el ministerio.

Hace dos semanas, Dinamarca ordenó que se sacrificaran todos los visones criados en el país para frenar los brotes generalizados de COVID-19 en las granjas, una situación agravada por el descubrimiento de una mutación de la cepa originaria, que según las autoridades mostraba una sensibilidad reducida a los anticuerpos.

El miércoles, el ministro de Agricultura del país dimitió tras la admisión por parte del Gobierno de que no tenía la base legal adecuada detrás de la orden de sacrificar a los animales, lo que lo convierte en una posible infracción constitucional.

Los partidos de oposición en Dinamarca están pidiendo que la primera ministra Mette Frederiksen renuncie también, diciendo que ella es la última responsable de la medida.

Frederiksen se ha disculpado públicamente, pero sostiene que la decisión de sacrificar todos los visones fue acertada y se basó en una evaluación de las autoridades sanitarias.

Sobre la base de mejores cifras de infección en el norte de Dinamarca, donde están la mayoría de las granjas de visones del país, el Ministerio de Salud también anunció el jueves que aliviaría las restricciones impuestas hace dos semanas para frenar la propagación del virus.

Los visones han mostrado una susceptibilidad particular a la infección por coronavirus, un problema agravado por el hecho de que se crían en grandes cantidades y muy juntos, según la Organización Mundial de la Salud.

(Reporte de Nikolaj Skydsgaard. Editado en español por Javier Leira)