Centros de esquí europeos sufren por un invierno cálido

Una vista general sobre una pista de esquí cerca de Sarajevo, Bosnia y Herzegovina, el miércoles 4 de enero de 2023. (AP Foto/Armin Durgut) (ASSOCIATED PRESS)

SARAJEVO, Bosnia y Herzegovina (AP) — Las fiestas de Año Nuevo han llegado a su fin en Bosnia y Herzegovina y las personas que acudieron a los centros turísticos invernales de la nación están empacando para regresar a casa. Temperaturas parecidas a las de la primavera han dejado poca o nada de nieve en las montañas y de momento no está claro cuándo llegarán los siguientes visitantes.

La pequeña nación balcánica de 3,3 millones de habitantes está entre varios países europeos que sufren un descenso de visitantes en plena temporada de esquí debido a un tiempo templado en gran parte del continente en los primeros días de 2023.

Recientemente, cientos de estaciones meteorológicas de al menos 10 países europeos han batido récords de temperaturas máximas para esta época del año: Alemania, Bélgica, Bosnia y Herzegovina, Francia, Holanda, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa y Suiza. Al menos cinco de esos países —Bélgica, República Checa, Letonia, Polonia y Holanda— impusieron récords diarios para un 31 de diciembre o 1 de enero.

La Organización Meteorológica Mundial de la ONU ha advertido desde hace tiempo sobre los efectos nocivos del cambio climático. Advirtió que los últimos ocho años han sido los más cálidos de los que se tenga registro. Las consecuencias de este invierno no se han limitado a las laderas sin nieve, donde las altitudes medias han sido las más afectadas: Los meteorólogos y los científicos afirman que la flora y la fauna también están sufriendo los estragos.

El meteorólogo Florian Imbery del servicio nacional de meteorología de Alemania, DWD, dijo que las temperaturas anómalas observadas durante el periodo de Año Nuevo podrían desencadenar un crecimiento no deseado de las plantas, exponiendo los cultivos a un mayor riesgo de daños por heladas más adelante en el invierno.

Y los destinos para esquiar de Bosnia, entre otros ubicados en las cadenas montañosas más pequeñas de Europa, han padecido los efectos.

En la montaña Vlasic, cerca de la ciudad central de Zenica, los turistas empacaron para regresar pronto a casa en medio de temperaturas primaverales. Los hoteleros informaron que las reservas han bajado y con ellas los precios de las habitaciones y el personal. Las autoridades turísticas afirmaron que los visitantes se ven obligados a buscar alternativas al esquí, como hacer senderismo por las cumbres cubiertas de hierba o usar los telesquís para disfrutar de las vistas.

___

Keaten informó en Ginebra. Los periodistas de The Associated Press Vojislav Stjepanovic en Jahorina, Bosnia; Almir Alic en Vlasic, Bosnia; David McHugh en Fráncfort, Alemania; Frank Jordans en Berlín; Samuel Petrequin en Bruselas y otros periodistas en distintas partes de Europa contribuyeron a este despacho.