Centroamericanos enfrentan duros controles migratorios en México

·3  min de lectura

(Bloomberg) -- Un grupo de ciudadanos de Haití y otros países centroamericanos enfrentó el jueves los severos controles migratorios de México, pocas horas después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometiera a evitar que su caravana avanzara más al norte.

Los migrantes, incluidos mujeres y niños, fueron perseguidos por agentes federales y acorralados por guardias nacionales con escudos antidisturbios mientras atravesaban el sureño estado de Chiapas. Un video publicado por el sitio web de noticias Animal Político mostraba a un hombre llorando mientras sostenía a una mujer que parecía inconsciente en el suelo afuera de un vehículo de inmigración. No estaba claro qué provocó su desmayo.

“Di instrucciones de que se respetaran los derechos humanos, de que no se golpeara, no se lesionara y que mucho menos se fuese a agredir y que perdieran la vida migrantes”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa diaria horas antes de que se llevara a cabo la redada migratoria.

A principios de esta semana, el Instituto Nacional de Migración de México suspendió a dos funcionarios que fueron filmados mientras golpeaban y pateaban a un migrante en la cabeza. El Instituto pretende instalar en Chiapas lo que denominó campamentos humanitarios para ayudar a migrantes haitianos, informó en un comunicado el miércoles, y agregó que sigue comprometido con respetar los derechos de los migrantes.

Durante décadas, la permeable frontera sur de México ha servido como paso para migrantes que ingresan al país, aunque atravesar el resto de México ha sido más difícil. Las primeras grandes caravanas organizadas se produjeron en 2018, como una forma pública de migración grupal que pretende ser más segura que viajar indocumentado como persona y menos costosa que pagar a los traficantes de personas.

Pero en 2019 se inició una ofensiva más estricta contra esas travesías cuando López Obrador, que sentía la amenaza de represalias arancelarias por parte del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, usó su Guardia Nacional para frenar la migración. López Obrador dijo el jueves que su Gobierno pretendía contener a los migrantes en la zona sur del país por su propia seguridad, para evitar que se conviertan en blanco de grupos del crimen organizado, especialmente en la frontera norte.

El sueño americano

EE.UU. y México han discutido en los últimos meses invertir más en Centroamérica para abordar las causas de origen de la migración, como la violencia, la impunidad y el desempleo. López Obrador dijo el jueves que presionará al presidente de EE.UU., Joe Biden, para que otorgue visas de seis meses a centroamericanos inscritos en un programa regional de plantación de árboles encabezado por México. Él cree que ayudará a las personas a permanecer en sus países de origen en lugar de intentar ingresar a EE.UU.

EE.UU. no ha respondido públicamente a la propuesta específica de López Obrador. Mientras tanto, miles de ciudadanos de Centroamérica y otras naciones han intentado cruzar por México, y este año las detenciones de migrantes se han disparado.

Solo en julio, autoridades estadounidenses de fronteras reportaron más de 200.000 detenciones y interacciones con migrantes.

Nota Original:Migrants Face Harsh Treatment as Mexico Vows to Contain Them

More stories like this are available on bloomberg.com

Subscribe now to stay ahead with the most trusted business news source.

©2021 Bloomberg L.P.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.