Centro de llamadas del 911 de Orlando enfrenta un brote de la COVID: 16 infectados y 2 hospitalizados, dijo el jefe

·3  min de lectura

A medida que la COVID-19 resurge en Florida Central, Orlando está combatiendo un brote de infecciones en el centro de llamadas del 911 de la ciudad.

En total, 22 empleados están fuera del trabajo debido al virus, incluidas 16 personas que dieron positivo por la COVID-19. Seis más están en cuarentena debido a la posible exposición a una persona infectada, dijo un portavoz de la ciudad.

El jefe de policía, Orlando Rolón, dijo el martes que dos de los empleados infectados están hospitalizados, pero han respondido bien al tratamiento y no se encuentran “en una situación crítica en este momento”.

Solo una de las personas infectadas estaba vacunada, dijo.

“Creo que es una oportunidad para todos los que hemos estado considerando vacunarnos o no seguir adelante y hacer eso”, dijo Rolón. “Lo que esperamos es que a medida que más personas se vacunen, la amenaza se convertirá en una menor en nuestra comunidad”.

En todo el condado de Orange, la transmisión del virus está aumentando, y el número de casos diarios se duplicó de más de 200 por día a más de 400 por día desde el jueves, dijo el Dr. Raúl Pino, funcionario de salud estatal local. La variante delta altamente contagiosa ha circulado agresivamente entre los no vacunados, dijo, generando una “pandemia dentro de una pandemia”.

Las 406 nuevas infecciones reportadas en el condado de Orange el domingo se produjeron entre personas no vacunadas, dijo Pino el lunes.

El centro de comunicaciones de la ciudad, cerca de Park of the Americas, es donde se enrutan y clasifican todas las llamadas al 911 para la respuesta de la policía o los bomberos. Catorce empleados de OPD (Departamento de la Policía de Orlando) están infectados y dos empleados de bomberos. Las seis personas en cuarentena trabajan para OPD, dijo la portavoz de la policía, Autumn Jones.

En total, 103 empleados trabajan allí, dijo Samantha Holsten, portavoz de la ciudad, lo que significa que alrededor del 21% están sin trabajo.

Los empleados deben usar máscaras en el trabajo, dijo Rolón, que se limpia y desinfecta con regularidad. El centro de llamadas no ha tenido que aumentar la dotación de personal, pero los empleados sanos están trabajando horas extra para compensar, mencionó.

Se han implementado más precauciones desde el brote, dijo Holsten. Ahora, se toman temperaturas cuando un empleado llega a trabajar, la instalación se limpia dos veces al día y una máquina Aeroclave se usa semanalmente para desinfectar las áreas compartidas.

Las estaciones de desinfección de manos también están esparcidas por todo el edificio y los visitantes no pueden ingresar, dijo Holsten.

“Cuando vemos estos repuntes, también tenemos la responsabilidad de asegurarnos de que estamos haciendo todo lo posible para brindar un entorno seguro para todos”, dijo Rolón.

El alcalde del condado de Orange, Jerry Demings, recomendó el lunes que todas las personas, independientemente del estado de vacunación, usen máscaras cuando estén adentro en áreas concurridas.

Rolón, quien está vacunado, dijo que esperaba que el brote resaltara la importancia de la vacunación.

“Estoy seguro de que nos hemos encontrado con alguien positivo, tal vez pasando por ahí, y no nos afectó”, dijo. “... Estamos caminando [prueba] de que la vacuna funciona”.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por los periodistas Monivette Cordeiro y Ryan Gillespie. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.