Un centro derecha español dividido desestabiliza varios gobiernos regionales

Agencia EFE
·4  min de lectura

Madrid, 10 mar. (EFE).- La tensión entre conservadores y liberales españoles estalló este miércoles con graves repercusiones en la estabilidad política de regiones donde gobernaban en coalición, como Madrid, cuya presidenta, Isabel Díaz Ayuso, anunció un adelanto electoral para impedir una posible moción de censura contra ella.

La gobernante conservadora de Madrid, del Partido Popular (PP), disolvió el Parlamento regional para convocar comicios anticipados para el 4 de mayo, aunque aún no es seguro que lleguen a celebrase.

Díaz Ayuso tomó la decisión tras conocerse que Ciudadanos (liberales) había presentado hoy una moción de censura junto con los socialistas (PSOE) contra el Gobierno regional de Murcia (sureste), que también tiene un presidente conservador, por el caso de altos cargos del PP que se saltaron el turno de vacunación de la covid-19, entre otros motivos.

Sin embargo, está por ver si el decreto de convocatoria electoral tiene efecto, pues aún no fue publicado oficialmente y, mientras tanto, la Mesa del Parlamento regional (su órgano de dirección) admitió a trámite sendas mociones de censura presentadas este mismo miércoles por el PSOE y el grupo Más Madrid (izquierda) contra Díaz Ayuso, un asunto que podría acabar en un contencioso judicial.

El objetivo de la presidenta madrileña (PP) era evitar, precisamente, el riesgo de una moción de censura inminente de Ciudadanos con los socialistas también en Madrid, según explicó en una comparecencia institucional.

No obstante, el vicepresidente regional de Madrid hasta hoy, el liberal Ignacio Aguado, aseguró que su partido no iba a presentar ni apoyar una moción de censura en Madrid.

Además de en Madrid y Murcia, PP y Ciudadanos gobiernan en coalición en otras dos regiones: Castilla y León (centro norte) y Andalucía (sur), con apoyos parlamentarios necesarios del partido de extrema derecha Vox, así como en varias ciudades importantes.

De momento, los conservadores rompen con los liberales en Madrid y Murcia, mientras se mantiene el acuerdo en las otras dos regiones y en localidades tan importantes como la capital de España y Zaragoza (noreste), no así en la ciudad de Murcia. En Castilla y León, los socialistas presentaron una moción de censura en solitario, que no apoyará Ciudadanos.

REPERCUSIONES POlITICAS NACIONALES

El caso más significativo de esos gobiernos de coalición de centro derecha es el de Madrid, la región más rica de España, la tercera más poblada (6,6 millones de habitantes) y un baluarte de los conservadores desde 1995. Más aun desde que el PP perdió el Ejecutivo de España (2018), que ahora dirige el socialista Pedro Sánchez, después de ganar las elecciones generales de noviembre de 2019 en minoría.

El PP es el principal partido de oposición en el Parlamento nacional, mientras que Ciudadanos resultó muy debilitado en esos comicios y su líder, Inés Arrimadas, comenzó a aproximarse a Sánchez tras haber sido muy crítica con sus políticas anteriormente.

En estas circunstancias, la moción de censura de los liberales con los socialistas presentada en Murcia sacudió la política nacional. Durante los últimos meses se sucedieron enfrentamientos y tensiones entre PP y Ciudadanos y rumores sobre posibles alianzas para desbancar a los conservadores de los respectivos gobiernos locales, principalmente Madrid.

Los socialistas ganaron las últimas elecciones regionales de Madrid (2019), pero el PP pactó con Ciudadanos para gobernar en coalición.

El liberal Ignacio Aguado aseguró hoy que se enteró de la convocatoria electoral de Madrid "sin previo aviso", y acusó a Díaz Ayuso de "temeridad" e "irresponsabilidad" por romper el pacto "de forma unilateral" y de haber "perdido la cabeza" por expulsarlo del gobierno regional.

Los enfrentamientos y las discrepancias entre ambos fueron notorios en asuntos tan importante como la gestión de la crisis de la covid-19. Madrid es la región española con más contagios (cerca de 600.000) y muertos (más de 14.000).

Esta cuestión también es motivo de fricciones constantes entre la gobernante madrileña y Sánchez, pues la región de Madrid aplica restricciones socioeconómicas para contener la pandemia menos estrictas que otras regiones en busca de un "equilibrio" entre salud y economía.

Sin embargo, no hay un acuerdo global del PSOE con Ciudadanos que facilite mociones de censura en otras regiones, aparte de Murcia, según apuntaron hoy fuentes socialistas.

Por su parte, el vicepresidente de Andalucía, el liberal Juan Marín, destacó la solidez del Gobierno de esta región y la "estabilidad (política) absoluta", donde "las relaciones entre PP y Ciudadanos van en la dirección comprometida hace dos años".

(c) Agencia EFE