Centristas retiran polémica propuesta y quieren renegociar pacto de gobierno

·2  min de lectura

Copenhague, 23 jun (EFE).- El Partido Centrista anunció este miércoles la retirada del polémico proyecto de reforma de la ley de alquileres que hace dos días provocó la caída del Gobierno rojiverde sueco en minoría tras perder una moción de censura.

La moción, apoyada por 181 diputados (6 más de los necesarios), fue presentada por el ultraderechista Demócratas de Suecia (SD) después de que el Partido de Izquierda, aliado externo del Gobierno, le hubiera retirado su apoyo días antes por ese proyecto de ley.

Aparte de sus votos contó con el respaldo del Partido Conservador, primera fuerza opositora, y de los democristianos.

"La propuesta no tiene el respaldo de la mayoría parlamentaria y por eso ya no está sobre la mesa", dijo hoy a Dagens Nyheter, principal diario sueco, la líder centrista Annie Lööf.

Lööf habló de ajustar el "Pacto de enero" (2019) entre socialdemócratas, ecologistas, centristas y liberales y que permitió al socialdemócrata Stefan Löfven formar gobierno, gracias a la abstención de la Izquierda.

La líder centrista espera que el Partido Liberal acepte retomar al acuerdo, aunque esta formación aseguró el lunes que el pacto estaba roto y que en el futuro apoyará al candidato conservador, una posición que reiteró de nuevo hoy.

"El mensaje de Annie Lööf es una buena noticia. Es constructivo y supone un paso adelante. Lo principal es que más partidos actúen ahora por el bien del país", dijo hoy Löfven.

Löfven anunció poco después de perder la moción, la primera que sale adelante contra un jefe de Gobierno en ejercicio, que no ha decidido si renuncia, lo que daría paso a negociaciones para formar otro gobierno, o bien convoca elecciones extraordinarias. La Constitución sueca le da una semana de plazo para elegir una opción.

La líder de la Izquierda, Nooshi Dadgostar, calificó en un comunicado de "positiva" la retirada del proyecto, aunque añadió que la situación política sigue siendo "difícil".

UNA CONTROVERTIDA REFORMA

El proyecto, en fase de audiencia pública, supone que el alquiler en nuevas propiedades deje de estar regulado y pueda ser acordado entre propietario y arrendador según el valor de mercado.

Una reforma menor que afecta a un mínimo porcentaje, dicen los socialdemócratas; un paso para liberalizar del todo los alquileres, responden la Izquierda y representantes de los inquilinos.

Socialdemócratas y centristas ofrecieron el sábado que si las partes cerraban un acuerdo en tres meses, retirarían la protesta, pero la Izquierda y la Asociación Nacional de Inquilinos rechazaron la propuesta, porque suponía negociar bajo amenaza.

La raíz del problema está ligada al vacío que el resto de fuerzas le han hecho al SD desde que entró en el Parlamento en 2010, que han permitido gobernar a Löfven desde 2014 pese a no tener mayoría.

Pero tanto conservadores como democristianos aceptan desde hace un año gobernar en el futuro con el apoyo del SD, opción a la que también se ha abierto el Partido Liberal.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.