Líder conservador a la Cancillería alemana descarta cooperar con ultraderecha

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 20 abr (EFE).- El centrista Armin Laschet, designado hoy candidato del bloque conservador a la Cancillería alemana, descartó categóricamente toda cooperación política con la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), tanto a escala federal como en los "Länder".

"Con la AfD no habrá ni negociaciones ni cooperación ni coalición", respondió Laschet, en una entrevista con la televisión pública ZDF, horas después de la renuncia de su rival interno, el derechista Markus Söder, a tratar de liderar el bloque en las próximas elecciones generales.

Frente a la AfD, partido que atenta "contra nuestros valores", dijo, no puede haber una "ningún acercamiento", insistió.

La Unión Cristianodemócrata (CDU), el partido de la canciller Angela Merkel y que lidera Laschet desde el pasado enero, aprobó en dos congresos sucesivos -en 2018 y en 2019- una cláusula que rechaza toda posibilidad de colaboración política con esa formación, recordó.

Esta norma rige tanto para un futuro Gobierno federal como a escala regional, indicó Laschet, al ser preguntado por las próximas elecciones en el "Land" de Sajonia-Anhalt, en el este del país, que tendrán lugar el próximo junio.

Será el último test en las urnas antes de las generales de septiembre, en que además de la elección nacional tendrán lugar los comicios en los "Länder" de Berlín y de Mecklenburgo-Antepomerania (este).

Los sondeos apuntan a que, en Sajonia-Anhalt, el actual primer ministro, Reiner Haseloff, de la CDU, podría quedar abocado a gobernar aliado con la AfD o con la Izquierda.

El año pasado, una elección regional en el "Land" de Turingia, en el este del país, provocó un terremoto político, al resultar elegido como primer ministro un líder liberal gracias al apoyo de la CDU y de la AfD. Con ello se rompió de facto el cordón sanitario sobre los ultras.

La propia Merkel intervino y llamó a revocar ese voto, a lo que siguió una nueva votación en medio de una cadena de renuncias, entre ellas la de la entonces líder de la CDU, Annegret Kramp-Karrenbauer, elegida un año atrás para suceder a la canciller al frente del partido.

En pleno pulso por la designación del candidato a la Cancillería, varios representantes de la CDU del este del país apoyaron estos días al derechista Söder, líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU). En esa mitad del país la ultraderecha es especialmente fuerte y algunos de los líderes consideran al bávaro más capacitado para recuperar electorado no radicalizado pero que vota a la AfD.

Söder renunció a luchar por ser el candidato del bloque al acatar el voto de la junta federal de la CDU, que la madrugada anterior ratificó su apoyo a Laschet.

(c) Agencia EFE