Celos enfermizos... ¿puedes recuperarte?

Dr. Leopoldo Rendón
Celos enfermizos... ¿puedes recuperarte?


Un tema de consulta relativamente frecuente son los conflictos de pareja por los celos. En ocasiones tienen su raíz en hechos ciertos, pero en otras, las ideas que originan los celos están totalmente alejadas de la realidad. 

Los celos son un estado emocional que tienen justificación evolutiva. Es normal su aparición en determinadas circunstancias. Los celos se pueden considerar razonables, si sirven para que la persona desarrolle conductas constructivas con la finalidad de fortalecer su relación de pareja, pero nunca para establecer relaciones de dominancia, control y maltrato.

Existen diferencias sexuales en relación a lo que es más o menos tolerado en términos de infidelidad. En el caso de los hombres lo que más los angustia, es la posibilidad de la infidelidad sexual. 

En el caso de la mujer lo más perturbador es la infidelidad emocional. Según los estudiosos del asunto, esto tiene que ver en el caso del hombre, con la necesidad de estar seguro que sus hijos contienen su herencia genética. 

En el caso de la mujer, el tener una pareja que la acompañe en el proceso de crianza de los niños, es un factor de peso.

Los celos son un problema cuando la persona tiene preocupaciones excesivas y persistentes sobre la falta de lealtad de la pareja, o la presencia de una eventual infidelidad.

Esto genera ansiedad y un estado de alerta que lleva a desarrollar conductas de control y una actitud suspicaz, que puede terminar en relaciones de dominación y/o conflictos de pareja. 

En algunas ocasiones, trastornos de tipo neuro-psiquiátrico, pueden desencadenar como síntoma, ideas persistentes e irracionales que generan el convencimiento absoluto de que su pareja le es infiel, lo que se denomina celotipia.  

Esto puede ocurrir en trastornos delirantes como la esquizofrenia, en los procesos demenciales como el alzhéimer, o por efecto del consumo de sustancias, como la cocaína y el alcohol, entre otros. 

Algunos trastornos de personalidad, como la personalidad tipo paranoide pueden traer problemas en el manejo de los celos. Si sientes que no puedes controlar los celos, o que tu pareja está dominada por ello, es importante una consulta con un experto en salud mental, hay trastornos que descartar y tratar. 

Las parejas pueden recibir asesoría y terapia, para orientarlos y conducir la relación a buen término.