Tomates y maíz, los vegetales para celebrar el apogeo del verano con esta receta

·4  min de lectura
Halloumi con elote, tomates cherry y albahaca en Nueva York, el 2 de agosto de 2021. Estilista de alimentos: Barrett Washburne. (Bryan Gardner/The New York Times).
Halloumi con elote, tomates cherry y albahaca en Nueva York, el 2 de agosto de 2021. Estilista de alimentos: Barrett Washburne. (Bryan Gardner/The New York Times).

Para mí, el punto álgido del verano es ese momento feliz en el que los tomates y el maíz están maduros al mismo tiempo, y hay suficiente cantidad de ambos para volverse absolutamente loco de alegría.

Al principio de la temporada, me contengo. Los primeros tomates verdaderamente maduros no necesitan más que sal, un poco de albahaca o menta troceada y un poco del mejor aceite que tenga. Y así disfruto cada bocado.

Con los primeros elotes también hago algo muy sencillo: los sumerjo rápido en agua hirviendo y luego les unto una capa de mantequilla con sal que gotea en mi plato mientras voy comiendo los granos de la mazorca. (Consejo profesional: si hay papas recién hervidas en tu plato para atrapar la mantequilla, te juro que no estarás triste). Es una comida típica de julio en su forma más sencilla y óptima.

Sin embargo, en agosto ya he honrado bastante la santidad de esos ingredientes prístinos. Para entonces, ya estoy lista para animar las cosas.

Este rápido salteado de elotes y tomates hace justo eso. Aderezado con todas las hierbas aromáticas que tenga a la mano, se ha convertido en el ancla de mi cocina veraniega para comer entre semana. Si lo sirves solo con un poco de pan es una comida ligera perfecta para cualquier noche calurosa. Pero también es sumamente adaptable y, si se le añade alguna proteína —pollo, camarones, tocino, etcétera—, tendrá más fuerza.

En esta versión vegetariana añado halloumi; doro los cubos en el sartén hasta que se vuelvan irresistiblemente dorados por fuera antes de añadir los tomates y el elote. Un jalapeño en rodajas y una cucharada de semillas de comino le dan un poco de profundidad picante, mientras que las rodajas de cebolla morada cruda le dan dulzura y una textura crujiente.

Pero primero hay que quitar los granos del elote. He probado casi todos los trucos, desde equilibrar las mazorcas en el cuello de un molde para bollos hasta acostarlas e irlas girando mientras corto los granos.

Sin embargo, mi método favorito es partir los elotes por la mitad, ponerlos de pie con el lado plano firmemente plantado en la tabla de cortar y luego rebanar los granos. El lado plano proporciona estabilidad y la poca altura evita que los granos salgan volando por la cocina.

Aunque para mí el objetivo de este platillo es aprovechar los productos maduros de temporada, tengo que admitir que sabe casi igual de bueno en invierno si se hace con elote congelado y tomates del supermercado, lo cual es bueno tener en mente para enero, cuando todos agradeceremos tener un poco de verano en nuestras vidas.

Halloumi con elotes, tomates y albahaca

Rinde: De 2 a 3 porciones

Tiempo total de preparación: 25 minutos

  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, más si es necesario

  • De 340 a 400 gramos de queso halloumi, cortado en cubos de 2,5 centímetros secado con servilletas de cocina

  • 2 tazas de granos de elote, frescos o congelados y descongelados (de 2 a 3 elotes)

  • 2 tazas de tomates cherry cortados por la mitad

  • 1 jalapeño, con o sin semillas, cortado en rodajas finas

  • 1 cucharadita de semillas de comino

  • 1 cucharadita de sal kosher (como de la marca Diamond Crystal), más al gusto

  • 3/4 de taza de cebolla morada en rodajas finas

  • 1/2 taza de albahaca fresca picada, más como guarnición

  • 1 limón verde, cortado en gajos

  • Pimienta negra

Preparación:

  1. En un sartén grande, preferiblemente antiadherente, calienta 2 cucharadas de aceite a fuego medio-alto hasta que se vea diluido, unos 20 segundos. Por tandas, añade el queso en una capa y asa hasta que se dore por un lado, de 1 a 2 minutos. Dale la vuelta al queso y asa sin moverlo hasta que se dore por el otro lado, aproximadamente 1 minuto más. Pasa a un plato forrado con papel de cocina y repite con el resto del queso.

  2. Añade las 2 cucharadas de aceite restantes al sartén y caliéntalo a fuego medio-alto. Añade los granos de elote, los tomates, el jalapeño, las semillas de comino y la sal, y guisa hasta que el elote y los tomates se hayan ablandado y todo se vea jugoso, de unos 5 a 10 minutos.

  3. Retira el sartén del fuego y añade el queso asado, la cebolla en rodajas y la albahaca. Exprime una mitad de limón o dos sobre todo y sazona con más sal y mucha pimienta negra. Adorna con más albahaca y sirve inmediatamente.

© 2021 The New York Times Company

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN VIDEO | Bebidas veraniegas con matiz cultural: Soda de melón japonesa

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.