¿Qué se celebra el 9 de mayo en Rusia y por qué es clave en la invasión a Ucrania?

·3  min de lectura

El “Día de la Victoria” es clave para el gobierno de Vladimir Putin, pues es una de las conmemoraciones político-sociales más importantes de la historia moderna del país. El próximo 9 de mayo, Rusia conmemora la victoria sobre la Alemania Nazi en la Segunda Guerra Mundial, una de las festividades más grandes del año, que se celebra con desfiles militares en todo el país y que, según los informes de inteligencia, el presidente busca utilizar para reafirmar su posición como líder y jefe de Estado.

Para ello, Putin utilizará el discurso sin sustento real de la “nazificación” de Ucrania, con el que justificó la invasión en primer lugar, a pesar de que el presidente ucraniano Volodímir Zelenski es judío. El 9 de mayo será para el presidente ruso una “nueva victoria” sobre los “nazis”, algo que llega al corazón de la memoria del pueblo ruso.

“Uno de los grandes triunfos rusos del siglo pasado fue la victoria sobre la Alemania nazi, que se produjo con un tremendo sacrificio por parte del pueblo soviético”, explica Thomas Graham, del Consejo de Relaciones Exteriores y cofundador del Programa de Estudios de Rusia, Europa del Este y Eurasia en la Universidad de Yale.

La información de inteligencia concuerda con el endurecimiento de de la operación militar rusa en Ucrania con la intención de “liberar” el Donbás, luego de que el plan de una ofensiva “relámpago” fracasó al encontrarse con la resistencia de las fuerzas ucranianas y el apoyo de Occidente que no ha dejado de enviar insumos.

Se espera que el próximo lunes, Putin, rodeado de veteranos de la guerra y la élite militar, anuncie la “liberación” de los territorios de Donetsk y Lugansk; quizá, a través de algún acuerdo de paz. Dichas regiones cuentan con una mayoría de población de ascendencia rusa, pues fueron repoblados en los años 30, luego de que el régimen soviético matara de hambre a los habitantes originales por su negativa de servir a Moscú.

“Al gobierno ruso le encantan las efemérides y probablemente les gustaría que el 9 de mayo fuese un hito en el conflicto”, dijeron a la publicación El País fuentes de la OTAN.

Sin embargo, la victoria se ve cada vez más lejos para una Rusia desgastada en medios de información que fortalece la voluntad de los Ucranianos, quienes ya son entrenados por fuerzas estadounidenses para mantener sus operaciones defensivas.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró este mismo domingo que la “operación militar especial”, como ha decidido llamarle el Kremlin a la guerra, no terminará el 9 de mayo y acusó a Occidente de enviar a la primera línea de combate a oficiales y mercenarios.

“El ritmo de la operación en Ucrania depende, en primer lugar, de la necesidad de minimizar los riesgos para la población civil y el personal militar ruso”, dijo el funcionario a la cadena italiana Mediaset, en una entrevista que ha levantado cuestionamientos sobre su imparcialidad.

Durante los más de 20 años en que Vladimir Putin ha estado en el poder, el “Día de la Victoria” ha cobrado cada vez más relevancia y se ha convertido en una vía para avivar el nacionalismo de los rusos que él considera encarnar.

La celebración del 9 de mayo estuvo ausente durante los dos años de la pandemia, por lo que eo 2022 marcará la vuelta del “Regimiento Inmortal”, una iniciativa que nació de forma espontánea y se convirtió en símbolo de memoria histórica, al conformarse por los descendientes de fallecidos en la II Guerra Mundial que marchan en cada ciudad con retratos de sus combatientes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.