El Celcit cumple 45 años y lo festeja de forma virtual

·5  min de lectura
El ensayo escrita y dirigida por Johan Velandia de la Compañía la Congregación (Colombia) se podrá ver este fin de semana
Lex Artis

Y cumplir 45 años debe celebrarse, más aún si se trata de una institución como el Celcit, Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral. La actividad teatral en estos tiempos pandémicos tuvo que reafirmarse. Unir fuerzas. Mostrar su importancia capital para el desarrollo de las identidades de cada país. Por eso el Celcit que nació con el objetivo claro de integrar las teatralidades iberoamericanas sigue a paso firme.

Desde el 2 de julio y hasta el 8 de agosto se realizará la postergada ¡Fiesta! Teatro latinoamericano en red, que en formato virtual seguirá en su búsqueda clara por estrechar los lazos entre artistas y espectadores. Durante ese mes, la agenda será nutrida e irá desde espectáculos creados por compañías iberoamericanas, docentes que ya vienen trabajando en conjunto con el Celcit.

Si bien la pandemia ha sido y sigue siendo una enemiga profunda para las artes escénicas, ha instado a que la pasión teatrera se mantenga firme y además dio muestras de que las distancias pueden achicarse. El teatro, esa actividad que reclama la presencia física, tuvo que rebuscársela para poder seguir vigente. Se podrá ver ahora una programación que incluye propuestas chilenas, españolas, bolivianas, peruanas, colombianas, ecuatorianas y argentinas, por supuesto, integradas en un mismo espacio virtual y en un mismo tiempo presente.

Toda la programación será gratuita y en formato de video y se podrá acceder a través de la página del Celcit. Algunas actividades requieren inscripción previa.

¡Fiesta! se iba a realizar en forma presencial en nuestra sala a mediados del año pasado, formando parte de la programación especial y celebración del 45º aniversario del CELCIT. Como la pandemia lo hacía imposible, la trasladamos a este año en el que tampoco se dieron las condiciones para hacerla en forma presencial. Es por eso por lo que nos decidimos a realizarla en formato virtual”, cuenta Carlos Ianni, presidente del Celcit desde 2012 cuando tomó la posta que dejó Juan Carlos Gené.

“Hemos elegido a los espectáculos y compañías más representativas del teatro iberoamericano contemporáneo (obviamente, es una selección, no están todos los que son) y además, aquellas que, al mismo tiempo, son parte de la trayectoria del Celcit y que comparten el compromiso con la escena regional y la comunidad artística”, suma Ianni.

"Mi generación creía que podía cambiar el mundo", dice el director del Celcit
Hernán Zenteno


"Hemos elegido a los espectáculos y compañías más representativas del teatro iberoamericano contemporáneo", cuenta Carlos Ianni (Hernán Zenteno/)

El público podrá acceder en forma gratuita desde la página www.celcit.org.ar a cada espectáculo que estará disponible durante el fin de semana programado (viernes, sábado y domingo), desde las 12 del viernes hasta las 23 del domingo.

Entre las obras que conforman esta fiesta teatral virtual que parece una vez confirmar que el futuro distópico llegó para quedarse, se destacan El ensayo escrita y dirigida por Johan Velandia de la Compañía la Congregación (Colombia) que podrá verse el primer fin de semana de julio. Basada en muchos hechos reales, se trata de la historia de tres mujeres de avanzada edad que pertenecen a un grupo de aeróbicos del barrio Santo Domingo, una comuna de Medellín. Estas tres mujeres tienen mucho más en común; El ensayo se vuelve una manera de vengarse de todas las injusticias, vengarse de Pablo Escobar, del narcotráfico, de la violencia. Vengar la doble moral. Vengar al señor caído y a la virgen de los sicarios, a los jóvenes en moto. Estas mujeres demuestran a los setenta y tres años que nunca es tarde.

Los músicos ambulantes, dirigida por Miguel Rubio Zapata y creada colectivamente por el Grupo Yuyachkani (Perú) estará disponible en el segundo fin de semana; se trata de una relectura de Los saltimbanquis, de Luis Enríquez y Sergio Bardotti y Los músicos de Bremen de los Hermanos Grimm.

Los músicos ambulantes, de Perú, una reversión de Saltimbanquis
Paola Vera


Los músicos ambulantes, de Perú, una reversión de Saltimbanquis (Paola Vera/)

El mundo según Burton del español Hernán Gené, uno de los máximos exponentes del teatro físico en el mundo, encarnando las tareas de autoría, dirección e interpretación en el tercero (16, 17 y 18 de julio).

La Tragicomedia del Ande del grupo chileno Tryo Teatro Banda, el 23, 24 y 25. Esta compañía chilena lleva 20 años en la investigación, creación y producción de espectáculos teatrales musicales. En este caso, rescata la idea del juglar, viajando a 1525. Fruto de un proceso de investigación en los territorios de la ópera clásica, los carnavales andinos y la tradición juglaresca, Tragicomedia del Ande indaga sobre el concepto de teatro musical desde la identidad latinoamericana.

La propuesta del Teatro de los Andes de Bolivia, fundado en 1991 por el argentino César Brie, será Un buen morir; se trata de una obra que aborda el tema de las relaciones de pareja que siguen juntas hasta la edad madura y la decisión consciente de morir, con elementos del policial y cargado de poesía podrá verse el 30 y 31 de julio y el 1 de agosto.

Tragicomedia del Ande, del grupo chileno Tryo Teatro Banda
PATRICIO MELO


Tragicomedia del Ande, del grupo chileno Tryo Teatro Banda (PATRICIO MELO/)

Y por último, del argentino pero radicado hace décadas en Ecuador, Arístides Vargas con el Teatro Malayerba llegará El corazón de la cebolla el 6, 7 y 8 de agosto. La obra está basada en un fragmento de la novela El tambor de hojalata de Günter Grass. “El trabajo se sitúa entre escenas delirantes y poéticas y una incesante reconstrucción de aquello que nos causa dolor, tanto personal como colectivo y que, de alguna manera, no podemos expresar porque necesitamos estar con otros para poder hacerlo, llorar, o amar entre varios, en una época en que todo nos empuja a vivir nuestros pequeños infiernos personales en soledad; estos bodegones son un punto de encuentro de personajes que nos muestran la posibilidad de hacer algo en común”, dicen al respecto sus creadores.

También se podrá asistir a los cursos a distancia que reunirá docentes de cada país que integran el festival. Todos con inscripción previa y van desde trabajos con el cuerpo, talleres sobre clown, la relación de la música y el teatro, el espacio y la creación escenográfica, entre otros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.