La CEDEAO acuerda imponer sanciones a la junta militar de Guinea-Conakri

·2  min de lectura

Dakar, 23 sep (EFE).- La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) acordó la pasada noche imponer sanciones a la junta militar que dirige Guinea-Conakri desde el golpe de Estado del 5 de septiembre de 2021, informaron hoy los medios guineanos.

"Los jefes de Estado demandan que haya un periodo de transición aceptable. Así, han tomado la decisión de aplicar unas sanciones que caerán y de las que tendrán detalles", declaró el presidente de la Comisión (secretariado) de la CEDEAO, Omar Alieu Touray, a los periodistas.

Touray hizo esos comentarios tras la cumbre extraordinaria que los líderes de la organización, integrada por quince países, celebraron en Nueva York al margen de la Asamblea General de la ONU que se celebra esta semana.

La reunión se celebró sin los líderes de Guinea-Conakri, Mali y Burkina Faso, países suspendidos del bloque regional por haber sido objeto de golpes de Estado.

El presidente de Guinea-Bisáu y jefe de turno de la CEDEAO, Umaro Sissoco Embaló, tildó esta semana de "inaceptable" el periodo de transición política de tres años que propone la junta de Guinea-Conakri.

El coronel Amara Camara, portavoz de la junta guineana, criticó este jueves a Embaló, a quien acusó de mentir.

"La mentira grosera y las palabras similares a la intimidación son hoy en día prácticas retrógradas que no honran a su autor y al mismo tiempo empañan la imagen de marca de la CEDEAO. No podemos soportar esta vergüenza", afirmó Camara en un vídeo.

El pasado 28 de julio, Embaló anunció un acuerdo de 24 meses de transición en Guinea-Conakri, si bien al día siguiente las autoridades guineanas desmintieron ese acuerdo.

Guinea-Conakri está dirigida por la junta militar que encabeza el coronel Mamadi Doumbouya desde el 5 de septiembre de 2021.

Ese día, miembros del Grupo de Fuerzas Especiales del Ejército dieron un golpe de Estado y derrocaron al entonces presidente, Alpha Condé, que gobernaba desde 2010 tras optar en octubre de 2020 a un polémico tercer mandato, no permitido por la Constitución guineana.

El coronel argumentó que el golpe buscaba crear las condiciones para un Estado de derecho.

El Consejo Nacional de la Transición (CNT) -Parlamento provisional compuesto por 81 miembros de partidos políticos, grupos de la sociedad civil, sindicatos, patronales y fuerzas de seguridad, entre otros- anunció el pasado 11 de mayo una transición de 36 meses.

Ese plazo fue rechazado por la CEDEAO y por la oposición guineana, que el pasado 1 de julio solicitó a esta organización regional intervenir en el diálogo entre la clase política, la sociedad civil y la junta militar para volver al orden constitucional.

Guinea-Conakri es uno de los países más pobres del mundo, pero posee un importante potencial minero, hidráulico y agrícola. Sus reservas de bauxita -materia prima para producir aluminio- se encuentran entre las más importantes del mundo.

(c) Agencia EFE