Cecilia Todesca: "Tiene que haber un aumento de las tarifas"

Mariana Arias
·9  min de lectura
La vicejefa de Gabinete en diálogo con LA NACION
Fuente: Archivo

La vicejefa de Gabinete, Ceclia Todesca, sabe que el país atraviesa una de sus mayores crisis económicas y sociales, con indicadores que reflejan una caída histórica. "La Argentina se va a contraer un 12 por ciento, es muy fuerte para cualquier economía", sostuvo Cecilia Todesca en diálogo con LA NACION. Y aunque se mostró optimista en emprender un camino de recuperación y elogió la capacidad de gestión del Gobierno, admitió que "es muy importante reconocer que hemos cometido errores y está bien que lo señalemos".

-¿La estabilización del dólar es algo coyuntural?

-Apuntamos a estabilizarlo, a diseñar un camino de transición, como dice Martín Guzmán. Venimos de una crisis de balanza de pagos muy grande, tanto que fuimos a pedirle un préstamo al FMI, que fue el préstamo más grande de la historia del Fondo. Entonces, el punto de partida ha sido muy difícil, y luego vino la pandemia. Primero hubo que pagar deuda, y mientras negociábamos la deuda decidimos pagar vencimientos y no caer en un default. Más de 2600 millones de dólares gastamos en pagar deuda hasta el momento de la renegociación. Además, adentro del mercado argentino tenemos fondos especulativos que entraron durante el gobierno anterior para volver a salir, pero quedaron atrapados por el cepo y eso nos genera cierta tensión. Este año la Argentina se va a contraer un 12 por ciento, es muy fuerte para cualquier economía.

-¿Los bonos en pesos atados al dólar y las tasas de interés no significan un costo muy alto?

-No. El costo más alto es el mercado cambiario en turbulencia, que afecta toda la economía, hace perder empleos, hace quebrar empresas. En la renegociación de la deuda hemos bajado mucho las tasas. Cuando intervinimos en el mercado a través de títulos, la tasa implícita no es una tasa que nos guste, pero ¿cuál es el bien público más importante? En estas circunstancias, estabilizar el mercado cambiario. Como lo describe muy bien Guzmán, es una transición.

-¿De qué manera proyectan bajar el déficit fiscal?

-Nosotros presentamos un presupuesto que tiene una baja muy importante en el déficit. Pensamos gastar menos porque no tenemos cómo financiarnos, y porque creemos que el año que viene no vamos a necesitar un paquete Covid. En el presupuesto 2021 no solo tenemos un déficit que es menor que el de este año sino que redirigimos el gasto para apuntalar la inversión pública, la salud, la educación y producción de ciencia y tecnología. La inversión en términos del PBI va a pasar de 1,1 a 2,2.

-Guzmán quiere bajar el déficit fiscal aun más ¿Podríamos decir que es un ajuste?

-No le tengo miedo a las palabras. El problema no es que tengamos menos déficit el año que viene, porque en realidad se incrementarán nuestros ingresos. Nosotros esperamos que la economía se recupere, vamos a tener una recuperación de los ingresos fiscales, entonces el déficit será menor, lo cual no quiere decir que el gasto sea menor, el gasto público crece en términos reales casi 8 puntos si no contamos el paquete Covid.

-En cuanto al tema energético, ¿piensan descongelar tarifas?

-Es muy importante porque los subsidios tienen un peso importante adentro del presupuesto y determinan la función de costo de las empresas y afectan el ingreso de las familias. Lo que hay que ir buscando es un equilibrio entre lo que es razonable subsidiar. Tiene que haber un aumento, una recomposición de las tarifas. Acá hay que estudiar un camino en el cual las tarifas no queden retrasadas y el esfuerzo del sector público tenga que ser tan grande en términos de subsidios y, al mismo tiempo, no tengas un impacto muy fuerte por el lado de la producción o en el ingreso disponible de las familias.

-¿Está resuelta la fórmula de actualización jubilatoria?

-La fórmula está en discusión en el Congreso, hay una comisión bicameral que desde hace varios meses está tratando el tema, han invitado a todos los especialistas, me parece que hay bastante consenso, pero no soy yo quien tiene que anunciar eso, es un tema muy importante para la Argentina. Esta es una de las cosas que nos distinguen. Nosotros tenemos más del 90 por ciento de la gente en edad de jubilarse, jubilada, ese es un tema distintivo de la sociedad argentina.

-¿Cual es la fórmula que más consenso tiene?

-Siempre está la discusión sobre si tiene que ir asociada a los salarios, porque si los salarios de los trabajadores activos aumentan, la de los pasivos deberían aumentar también. El otro elemento que para nosotros es importante es la recaudación, porque si mejora también es posible dar aumentos sostenidos en la jubilación.En cuanto a la inflación el problema es el siguiente: cuando el gobierno anterior puso la inflación en la fórmula, lo pensaron de este modo: la inflación iba a caer, vamos a crecer y los recursos fiscales van a aumentar. Las jubilaciones no van a perder tanto por la inflación y nosotros vamos a ir recuperando los ingresos del sector público, entonces no va a ser tan deficitario. Si la economía crece y los ingresos fiscales crecen eso no lo compartís con los jubilados, porque los jubilados van con la inflación que va para abajo. Pero cuando la inflación va para arriba y se desboca aparece una crisis macroeconómica y no contás con los recursos, no crecés y tenés que pagar más. Entonces, esa fórmula es inaplicable.

-¿La idea del Gobierno es cerrar el acuerdo con el FMI este año?

-La idea es cerrar un buen acuerdo con el FMI. Me encantaría que lo cerremos este año, pero tiene que ser un buen programa para que funcione, para que lo podamos cumplir.Creo que venimos bastante bien, es un diálogo franco, bueno, que iniciamos con el FMI en campaña y que creo que viene dando buenos resultados. Lo que la Argentina le debe al FMI es una enormidad de dinero que no podemos pagar en el calendario que estaba establecido: en 2021, 4 mil millones; en 2022, 20 mil millones; en 2023, otros 20 mil. Imposible para la economía argentina pagar eso con ese cronograma.

-¿Van a venir más desembolsos?

-No sé si Guzmán está pidiendo o no más plata al FMI. Creo que hay que verlo como parte de la negociación del conjunto; si eso ayuda o si es una posibilidad, no me parecería algo para sacar de la mesa, pero hay que ver si es posible.El anterior programa se cayó, ese saldo ya no está disponible. Debería pensarse dentro de una nueva negociación.

-¿Se aplacó la interna entre Guzmán y Pesce?

-No, lo que pasa es que hay una tensión de libro en la economía entre el ministerio de economía y el Banco Central. Es una tensión que siempre es parte de la discusión. Al revés, este gabinete económico es un lujo. No creo que haya habido en la Argentina un gabinete como este, me refiero a que trabajamos muy bien juntos, somos muy buenos compañeros y compañeras. Guzmán es un ministro muy tranquilo, muy educado, muy considerado, y además hace silencio para escuchar a los demás y luego él da su opinión. No es que estemos de acuerdo en todo y además nos ha tocado la pandemia.

-¿Cambió algo tras la carta de Cristina, hicieron una evaluación interna?

-Creo que es muy importante reconocer que hemos cometido errores y está bien que lo señalemos. A mí me parece saludable hacer críticas. Me parece que esa carta, para nosotros que estamos en el gobierno, es importante. Hubo cosas en las que participé que no salieron bien.

-¿Van a convocar a un acuerdo para mejorar la economía?

-Creo que algo de eso tenemos que pergeñar. Ya teníamos esa idea y empezamos invitando a un conjunto de empresarios y de sindicalistas a nuestra reunión de gabinete económico para que vieran cómo discutíamos y que recogieran sus opiniones, pero con la pandemia hubo que suspenderlo. La contracción que vamos a tener este año,con niveles de inflación elevadísimos, la cuestión en el mercado de cambios y el bimonetarismo rondando con una agenda que tiene que ser productiva a favor del empleo, de la inclusión, son los temas estructurales que tenemos que resolver, y ahí yo creo que todas las opiniones son válidas.

-Mientras el kirchnerimo quiere avanzar con la ley del Ministerio Público, la ministra Losardo asegura que el candidato a procurador sigue siendo Rafecas. ¿Cuál es su mirada al respecto?

-No son temas en los que me especializo. La ley modifica varias cosas. Creo que hay un candidato que cumple con todas las condiciones para el cargo, por lo que sería bueno que pudiéramos avanzar.

-Leopoldo Moreau dijo que le parece raro que Losardo defienda el pliego de Rafecas cuando antes no lo hizo con otros temas de la Justicia.

-Esto es una coalición y no pesamos todos igual, hay matices y son evidentes.

-Estas internas, estos avances y retrocesos, ¿Afectan la confianza hacia el gobierno, inciden en lo económico?

-No me parece que en lo económico la confianza esté afectada por lo que dicen uno o dos dirigentes, aunque sean dirigentes importantes. Sí creo que necesitamos ponernos objetivos muy claros hacia adelante que tienen básicamente que ver con la recuperación de la producción y el empleo.

Esa es la base de la sustentación de una sociedad.

-¿No afecta a la inversión, por ejemplo, el avance sobre la propiedad privada, la toma de tierras, las posiciones de un lado y del otro?

-No hay un avance sobre la propiedad privada, eso es una frase bastante extrema, hay distinto tipo de problemas, hay gente que no tiene dónde vivir, que vive en situaciones inhumanas. Si alguien miró las fotos y las filmaciones de Guernica, las familias con niños en medio del barro, sin baño, cualquiera que haya visto eso y tenga la mínima empatía, debería preguntarse por qué en un país de ingreso medio como la argentina tenemos que tener esas imágenes.

-Eso por un lado es real, por otro lado estaba Juan Grabois que decía "perdimos la batalla".

-Las tomas son situaciones muy conflictivas, y luego alrededor de eso la política entra y sale, no siempre de la misma manera. Grabois intervino en medio de una disputa familiar de sucesión. Hay que preguntarle a él.Yo tengo mucho respeto por Grabois, me parece un militante muy importante y me gusta escucharlo, es alguien que explica bien algunas cosas.Me parece que en ese conflicto no veo que eso se traduzca que nosotros como gobierno vamos contra la propiedad privada.