Países bálticos condenan la "guerra híbrida" de Bielorrusia con inmigrantes

·3  min de lectura

Riga, 29 jul (EFE).- El flujo de inmigrantes irregulares hacia Lituania desde Bielorrusia ya supera las 3.000 personas, la mayoría de ellas procedentes de Irak, una situación anormal que preocupa a las autoridades lituanas, que este jueves condenaron lo que calificaron de nuevo de "guerra híbrida".

Solo los procedentes de Irak ya superan los 2.000 y los ministros de Defensa de las tres repúblicas bálticas denunciaron la estrategia propiciada por el régimen de Bielorrusia y su hombre fuerte, Aleksandr Lukashenko.

En una declaración conjunta, los titulares de Defensa lituano, Arvydas Anusauskas; letón, Atis Pabriks, y estonio, Kalle Laanet, manifestaron su "unidad y solidaridad en relación con las amenazas a la seguridad de la región báltica" y acordaron coordinar sus acciones y "responder a la situación trilateral e internacionalmente".

"La actual situación en la frontera no es simplemente una crisis migratoria, son acciones de guerra híbrida llevadas a cabo en contra de la estabilidad de la Unión Europea, la OTAN y, más concretamente, los Estados bálticos", declaró Anusauskas.

Los tres ministros emitieron su declaración tras celebrar una videoconferencia el miércoles. Tanto Estonia como Letonia prometieron suministrar equipos de vigilancia de fronteras, tiendas, mantas y generadores de energía para apoyar a Lituania en la crisis.

Rokas Pukinskas, el portavoz del Servicio Estatal de Guardia de Fronteras lituano (SBGS), dijo a Efe que en total 3.145 personas cruzaron de manera irregular desde Bielorrusia este año, la mayoría de ellas en las últimas semanas.

Precisó que 2.005 manifestaron proceder de Irak y que el resto llegaron desde Congo, Camerún, Rusia, Irán y otros países. Solo el miércoles se registró la llegada de 118 personas.

Vaidotas Beniusis, del sitio lituano de noticias "15min.lt", comentó a Efe que no aprecia que se pueda esperar una solución fácil ni rápida para el aumento de llegadas de inmigrantes, que es consecuencia del estímulo recibido por parte del régimen de Lukashenko.

Beniusis, que aludió a las recientes protestas de lituanos en la zona contra la apertura de un campamento para acoger a los inmigrantes irregulares que causaron enfrentamientos con la policía, dijo que es de esperar que la situación se tense aún más.

En concreto, citó la posibilidad de que Lituania llegue a cerrar su frontera con Bielorrusia durante los ejercicios militares ZAPAD que tienen previsto realizar tropas de Rusia y de esa antigua república soviética aliada de Moscú el próximo septiembre.

Las redes sociales difundieron que algunos de los inmigrantes habían rechazado violentamente los alimentos ofrecidos por las autoridades lituanas.

Sin embargo, Beniusis, cuyo medio desplazó a un equipo con cámara a las protestas del lunes y martes pasados, afirmó que no hubo enfrentamientos entre las autoridades lituanas y los migrantes, excepto el caso de uno de estos que fue atacado por un perro de los guardias de fronteras.

La crisis en la frontera lituano-bielorrusa también ha dividido a los políticos lituanos y algunos de ellos pidieron la declaración del estado de emergencia y el empleo más extenso del Ejército para patrullar los confines.

Otros, sin embargo, son partidarios de negociar y presionar a las autoridades bielorrusas para que dejen de fomentar el paso de migrantes hacia Lituania.

Una delegación iraquí, encabezada por Abdul Kareem Toma Mehdi Kaab, responsable del departamento para Europa del Ministerio de Exteriores de ese país, se reunió este jueves con el ministro lituano de Exteriores, Gabrielius Landsbergis.

Fuentes oficiales lituanas expresaron poca confianza en que esas conversaciones puedan reducir el flujo de iraquíes hacia Bielorrusia y, posteriormente, hacia Lituania.

La primera ministra lituana, Ingrida Simonyte, declaró a medios locales que duda de la capacidad de la delegación iraquí, que llegó a Lituania esta semana, para ayudar en una solución rápida a la crisis migratoria.

En un reportaje sobre la situación en la frontera, con entrevistas a inmigrantes, el sitio lituano "15min.lt" informó de que la mayoría de los que llegan desde Irak a Lituania a través de Bielorrusia consideran al país báltico como una puerta hacia la Unión Europea.

En concreto, aspiran a llegar a Alemania, Suecia o Francia, donde existen grandes comunidades de origen iraquí.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.