La CE avala el plan de recuperación de Francia, que recibirá 39.400 millones

·2  min de lectura

París, 23 jun (EFE).- La Comisión Europea (CE) respaldó este miércoles el plan de recuperación tras la pandemia de Francia, que recibirá subvenciones de la Unión Europea de 39.400 millones de euros.

El apoyo supondrá una contribución "extremadamente sustancial" a la ecología, la competitividad y la cohesión social, "los tres grandes pilares" del plan, destacó el presidente francés, Emmanuel Macron, en una declaración conjunta a la prensa junto con la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, antes de una reunión.

El plan francés, presentado en septiembre pasado para relanzar la economía, está valorado en unos 100.000 millones de euros.

La aportación europea comenzará a llegar previsiblemente antes de finales de este año con 5.100 millones de prefinanciación inicial, y el resto se escalonará hasta 2026 en función del cumplimiento de metas intermedias.

Von der Leyen destacó este miércoles que el plan general europeo, por valor de 750.000 millones de euros, es "la solidaridad europea hecha realidad" y algo "nunca visto desde el Plan Marshall" en el continente.

En su evaluación del plan, la CE detalló en un comunicado que el 46 % de las inversiones previstas por Francia en este plan se dedican a medidas de protección del clima, aunque también ayudarán al desarrollo económico.

Renovación de edificios para mejorar su eficiencia energética (5.800 millones europeos), modernización de la red ferroviaria para reducir el uso de camiones de transporte (4.400 millones) o el desarrollo del sector del hidrógeno verde (1.900) son algunos elementos destacados.

Estas medidas reducirán las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia energética francesa y la pobreza energética entre las familias vulnerables, destacó la CE.

Además, un 21 % de las actuaciones del plan apoyarán la transición digital, con acciones especiales para la adaptación de las empresas, las escuelas y la administración pública.

Finalmente, la CE destacó las actuaciones en beneficio de la resiliencia económica y social de Francia, como los 4.600 millones que se destinarán a mejorar la formación de los jóvenes, los 2.500 millones que irán a modernizar el sistema sanitario y una cantidad similar para programas de formación de la población activa.

Este capítulo supone "una respuesta equilibrada y global" a la situación económica y social del país, añadió el Ejecutivo comunitario.

Macron subrayó que las reformas se dirigen hacia una transformación "estratégica" de la economía, la educación y la investigación en el país, especialmente con una nueva revolución tecnológica.

La presidenta de la CE dijo que confía en que el plan francés sea una "fuente de crecimiento e innovación", pero a la vez incluye medidas para asegurar que la transición digital y tecnológica es "justa" y "no deja a nadie atrás".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.