La CDU de Merkel abre su pulso sucesorio con nuevos candidatos y reincidentes

·3  min de lectura

Berlín, 12 nov (EFE).- La conservadora Unión Cristianodemócrata alemana (CDU), el partido que Angela Merkel dirigió 18 años, reabrió hoy su pulso sucesorio ahora como fuerza opositora con la presentación de los primeros aspirantes a presidirlo, sean nuevos candidatos o reincidentes.

El experto en política exterior Norbert Röttgen fue el primero en presentarse este viernes a los medios como aspirante al puesto, a lo que siguió la confirmación de que también luchará por el puesto Helge Braun, ministro de la Cancillería y persona de máxima confianza de Merkel.

Röttgen optó ya a la presidencia del partido hace un año, pero no pasó de la primera vuelta y quedó apeado de la pugna por el derechista Friedrich Merz y el centrista Armin Laschet, finalmente elegido para el puesto.

Representa al ala moderada y se propone ser una figura integradora para la CDU, que cierre la división entre centristas y derechistas.

"Tenemos que ser el partido de la credibilidad y la competencia climática, solo así conseguiremos que nos escuchen las nuevas generaciones", afirmó al formalizar su candidatura.

Röttgen fue entre 2009 y 2012 ministro de Medio Ambiente de Merkel, quien le cesó tras ser derrotado en el "Land" de Renania del Norte-Westfalia. Preside desde 2014 la comisión de Exteriores del Bundestag (Parlamento) y defiende la lealtad al eje transatlántico y demás guías maestras de la política exterior alemana.

Braun forma parte del círculo más cercano a Merkel y, desde su posición de ministro de la Cancillería, ha coordinado la lucha contra la pandemia. Se ha mantenido siempre a la sombra la canciller y será su primera candidatura a la presidencia del partido.

La pugna por la jefatura se reabrió tras asumir Laschet la responsabilidad de la derrota sufrida en las elecciones generales del pasado septiembre y anunciar su retirada.

Se atribuyen también aspiraciones a volver a intentar alcanzar la presidencia a Merz, rival histórico de Merkel, que ya lo intentó sin éxito en 2018 y también este 2021. Braun le ha ofrecido ahora un "puesto relevante", en caso de alcanzar la jefatura del partido.

El plazo para formalizar las candidaturas expira el próximo día 17, tras lo cual se abrirá un periodo de dos semanas para que los candidatos se presenten ante las bases del partido.

A continuación se someterá la elección a una consulta entre los 405.000 militantes del partido, una fórmula inédita en la CDU, ya que hasta ahora la elección de la presidencia correspondía al congreso federal.

De no obtener ningún candidato una mayoría, se convocará una segunda vuelta, cuyos resultados se conocerán el 14 de enero, una semana antes del congreso federal que ratificará a la nueva presidencia.

El relevo al frente de la CDU es el tercer intento de dar con una sucesión sólida al frente del partido que Merkel dirigió entre 2000 y 2018. Ese año, la líder anunció su retirada de la jefatura de la CDU y del poder, tras varias derrotas a escala regional.

La primera elección correspondió a la entonces secretaria general, Annegret Kramp-Karrenbauer, considerada la sucesora ideal para Merkel, pero tiró la toalla en 2019 cuestionada en su liderazgo.

A principios de este año Laschet se impuso como nuevo jefe del partido y, a continuación, candidato electoral del bloque conservador.

La CDU y su hermanada Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) se hundieron en las generales del 26 de septiembre en un 24,1 %, frente al 25,7 % del Partido Socialdemócrata (SPD) de Olaf Scholz, ganador de las elecciones.

Fue el peor resultado para el bloque conservador en unos comicios nacionales, tras lo cual Laschet anunció la renovación de su cúpula.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.