CDMX analiza amparo de escuela privada para dar clases presenciales

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 11 (EL UNIVERSAL).- La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que el Consejero Jurídico y de Servicios Legales, Néstor Vargas Solano, analiza el amparo que le otorgó un juez a la escuela Humanitree para poder dar clases presenciales pese a la pandemia por Covid-19.

"Tuvimos conocimiento del amparo y en este momento se está revisando para ver si es factible hacer la verificación o no y obviamente, comunicándonos con la escuela y la Secretaría de Educación Pública", dijo. Recordó que la razón por la cual no han regresado las clases en la Ciudad y en general en el país, es el tema relacionado al riesgo que puede tener abrir las escuelas para el incremento de los contagios y por lo tanto, de las hospitalizaciones y posibles defunciones de personas que enfermen gravemente.

"Entonces la razón por la cual no se han iniciado las clases, es para evitar que siga creciendo la pandemia, los contagios, las hospitalizaciones y las defunciones. Tiene una razón de ser desde la Secretaría de Salud federal, desde la Secretaría de Educación Pública, había que ver, que es justo lo que está analizando el Consejero Jurídico, cual es la razón por la cual un juez federal les da un amparo, les da esta suspensión y les estaremos informando", comentó la mandataria.

Escuela asegura cumplen con protocolos sanitarios

En un comunicado de prensa, el instituto Humanitree indicó que a pesar de los ajustes a su operación para que sus alumnos pudieran continuar con sus estudios en línea tras la pandemia "el desarrollo de los niños no puede darse sin contemplar espacios de convivencia, de vinculación, de colaboración y construcción conjunta como complemento fundamental, por lo que decidieron acudir a la justicia e interponer un amparo para con estricto apego a la ley defender su derecho a elegir en libertad cómo reciben su educación y garantizar que esta sea de la mejor calidad".

"Para estos efectos, hemos establecido un Centro Comunitario de Aprendizaje en nuestras instalaciones para que los alumnos que así lo deseen y que cuenten con el consentimiento voluntario y expreso de sus padres, reciban apoyo y las mejores herramientas para el aprendizaje. "Lo hacemos con plena responsabilidad y en estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios, cuidando los espacios, la interacción y las condiciones de las instalaciones. Estamos convencidos de que es tiempo de encontrar las formas en las cuales podamos ayudar a nuestros niños a recuperar su libertad, su entorno y sus amistades con cuidado y precaución", indica el documento.