A la caza de los millones perdidos: los propietarios de Hin Leong se enfrentan a reclamaciones de activos

Jessica Jaganathan y Anshuman Daga
·4  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: O. K. Lim, fundador del gurpo Hin Leong, en Singapur

Por Jessica Jaganathan y Anshuman Daga

SINGAPUR, 2 abr (Reuters) - Tras la quiebra de la principal empresa independiente de comercio de petróleo de Asia, algunos bancos internacionales se han unido para tratar de recuperar los activos personales de la familia que está detrás de Hin Leong Trading, que ha dejado a los acreedores con miles de millones de dólares pendientes de un hilo.

En el marco de lo que, según las fuentes, es el mayor caso judicial que se recuerda en Singapur, los liquidadores y los acreedores están intentando localizar los activos de la familia Lim desde Singapur hasta China y Australia, después de que la empresa con sede en la ciudad-Estado asiática fuera liquidada en marzo.

En una audiencia prevista para el lunes, los liquidadores designados por el tribunal pedirán al Tribunal Superior de Singapur que congele los activos de la familia en todo el mundo, que incluyen desde casas multimillonarias hasta acciones, fondos y afiliaciones a clubes de campo, dijeron a Reuters tres fuentes con conocimiento del caso.

Hin Leong fracasó en un esfuerzo que duró un año para reestructurar una deuda de cerca de 3.500 millones de dólares, después de que la caída del petróleo causada por la pandemia dejara al descubierto enormes pérdidas. Su fundador, Lim Oon Kuin, admitió el año pasado en un documento judicial haber ordenado a la empresa que no revelara la pérdida de cientos de millones de dólares durante varios años.

Al menos una decena de acreedores, que sólo pueden recuperar 270 millones de dólares de la empresa quebrada, pretenden hacerse con los bienes del magnate, conocido como O. K. Lim, y también con los de su hijo Evan Lim y de su hija Lim Huey Ching.

"No queda mucho dinero en la empresa, pero la familia tiene muchos activos, por lo que los acreedores están tratando de ir a por ellos", dijo una de las fuentes que pidió no ser nombrada por no estar autorizada a hablar con los medios.

El mayor de los Lim, de 78 años, que comenzó su extenso imperio en 1963 repartiendo gasóleo con un camión, figuró en su día entre las 18 personas más ricas de Singapur según Forbes. La revista dijo el año pasado que tenía un valor de 1.300 millones de dólares, mientras que las fuentes estiman que la riqueza de la familia asciende a 2.000 millones de dólares sólo en Singapur.

Los bancos, que empezaron a retirar las líneas de crédito de Hin Leong el año pasado, no han podido recuperar hasta ahora ningún fondo sustancial procedente de Hin Leong.

De las casi dos docenas de bancos relacionados con Hin Leong, al menos cuatro han demandado a la familia, según los registros judiciales: La francesa Natixis SA, Bank of China, Hongkong and Shanghai Banking Corp y el prestamista con sede en Holanda Rabobank.

La familia Lim, su representante legal, los liquidadores y su bufete de abogados no respondieron inmediatamente a las preguntas sobre el asunto enviadas por Reuters por correo electrónico. Rabobank, Natixis y HSBC declinaron hacer comentarios, mientras que Bank of China no respondió.

INVESTIGACIÓN PRIVADA, LLUVIA DE IDEAS

Además de contratar a investigadores privados para destapar los activos de la familia, algunos de los acreedores están tomando la medida poco usual de reunirse informalmente para compartir información sobre su búsqueda, dijeron las fuentes.

Aunque los directores no suelen ser personalmente responsables de las deudas contraídas por sus empresas registradas en Singapur, pueden llegar a serlo si hay fraude, dicen los abogados.

O. K. Lim ha sido acusado por los fiscales de Singapur de dos cargos de incitación al fraude por sus instrucciones para que la empresa ocultara pérdidas. Los fiscales dijeron esta semana que esperan acusarle el jueves de otros 23 cargos relacionados con este fraude.

Un tercio de los aproximadamente 150 barcos que posee el Grupo Xihe de la familia se han vendido por al menos 420 millones de dólares, según VesselsValue, que hace un seguimiento de las ventas de barcos.

Los Lim también han recaudado entre 300 y 370 millones de dólares mediante la venta de su participación en la preciada instalación de almacenamiento de petróleo Universal Terminal de Singapur, según dos fuentes.

Se dice que O. K. Lim se encuentra en mal estado de salud y que la familia está representada por un importante abogado de Singapur, que ya ha representado al primer ministro de la ciudad, por lo que los acreedores esperan que se prolongue la saga judicial de Hin Leong.

(Información de Jessica Jaganathan, Anshuman Daga, Florence Tan y Roslan Khasawneh; información adicional de Chen Aizhu; editado por William Mallard; traducido por Flora Gómez en la redacción de Gdansk)