Cayo Hueso se prepara para celebrar 200 años como parte de EEUU en 2022

·3  min de lectura
NANCY KLINGENER/The Miami Herald

La turística isla Cayo Hueso, situada a solo 90 millas náuticas de Cuba y a la que los españoles llegaron en el siglo XVI, celebrará en marzo del año próximo 200 años de pertenencia a Estados Unidos con diversas actividades.

Aunque durante todo el año habrá actividades conmemorativas, el centro de la celebración tendrá lugar entre el 19 y el 30 de marzo y especialmente el 25 de marzo, el primer día que ondeó la bandera de Estados Unidos en esta isla-ciudad de 14 kilómetros cuadrados y unos 27.000 habitantes que forma parte de los Cayos de Florida.

El tema escogido para la celebración es la importancia de los niños como el futuro de la ciudad, según el empresario Paul Menta, uno de los organizadores de los festejos.

La página web creada con motivo del centenario (https://www.keywest200th.com/) reúne todos los eventos previstos

Entre otras cosas, el 25 de marzo se colocará una cápsula del tiempo hecha de granito en un lugar destacado de la ciudad, la cual no se abrirá hasta 2072, cuando se cumplan los 250 años de Cayo Hueso como territorio estadounidense.

También habrá ese día conciertos, actuaciones de danza, espectáculos de “fuegos artificiales” ecológicos y sin ruido hechos con drones, conferencias sobre la historia de Cayo Hueso, un “Festival de la Herencia” y una ceremonia solemne de izado de la bandera 200 años después de la primera vez.

Un estampilla postal especial marcará toda la correspondencia que salga de Cayo Hueso para celebrar el bicentenario y se encargó un documental de 90 minutos para explicar la rica historia de la isla y contar historias de sus habitantes, que se llaman a si mismos “conchs” por unos caracoles marinos comestibles que habitan en aguas del Caribe y el Golfo de México.

La isla descubierta por Juan Ponce de León en 1521, entonces habitada por la tribu Calusa, perteneció varios siglos a la Corona española, después pasó un tiempo bajo dominio británico, volvió después a ser española y finalmente estadounidense.

En 1815 el gobernador español en Cuba se la cedió al oficial naval español Juan Pablo Salas, quien, una vez que Florida pasó a manos de Estados Unidos, la vendió a un comerciante estadounidense.

UNA RICA HISTORIA

De hecho, la vendió a dos diferentes compradores estadounidenses, John Simonton y John Strong, que tuvieron varios pleitos para hacer valer sus derechos ante la justicia, que se inclinó por el primero.

En 1822 el capitán Matthew C. Perry llegó a la isla a bordo del navío USS Shark y reclamó formalmente Cayo Hueso, en ingles llamada Key West, como territorio estadounidense.

Un año más tarde se estableció una base naval en la isla, que había sido blanco de ataques de piratas y sus aguas circundantes escenario de muchos naufragios de galeones españoles y otras naves debido a los huracanes y las dificultades que plantea el estrecho de Florida para la navegación.

Esos frecuentes naufragios fueron una fuente de riqueza para Cayo Hueso que hizo de la recuperación de los materiales de los barcos hundidos una verdadera industria.

Durante la lucha por la independencia de Cuba Cayo Hueso sirvió de refugio a independentistas cubanos y en el siglo XX como un lugar de descanso para personalidades como el escritor Ernest Hemingway y el presidente Harry S. Truman.

En 1935 la línea de ferrocarril que unía a los Cayos con el continente resultó dañada por un huracán y tres años después la vía por la que circulaba el tren empezó a funcionar como una carretera, luego ampliada y modernizada con otros puentes que son hoy una atracción turística más.

Cayo Hueso es hoy una ciudad turística que tiene su temporada alta en los meses invernales, posee una comunidad artística importante y los deportes acuáticos y actividades al aire libre son su fuerte.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.