Madison Cawthorn dice que plan de Biden sobre información de vacunas de puerta en puerta llevaría a confiscaciones

·3  min de lectura

El republicano de Carolina del Norte Madison Cawthorn ha dicho que el plan de la administración Biden para ampliar la información sobre la vacunación podría utilizarse para quitarle a la gente las armas y las biblias.

En una entrevista concedida el viernes al medio de comunicación conservador Right Side Broadcasting Network, en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) celebrada en Dallas (Texas), el representante Cawthorn aseguró “ahora están empezando a hablar de ir de puerta en puerta para poder llevar las vacunas a la gente”, en referencia a los comentarios del presidente Joe Biden a principios de esta semana.

“El asunto es el siguiente: seguimos reduciendo los centros de vacunación masiva que tanto sirvieron en primavera para vacunar rápidamente a quienes estaban deseosos de recibir su primera vacuna, y su segunda, si necesitaban una segunda”, precisó Biden.

“Ahora tenemos que ir comunidad por comunidad, barrio por barrio y, a menudo, puerta por puerta -llamando literalmente a las puertas- para ayudar al resto de personas protegidas contra el virus”, añadió el presidente.

Cawthorn señaló en el CPAC: “Piensen en los mecanismos que tendrían que construir para poder ejecutar realmente algo tan masivo”.

“Y luego piense en lo que esos mecanismos podrían ser utilizados. Podrían ir de puerta en puerta y tomar sus armas. Podrían ir de puerta en puerta y llevarse sus Biblias”.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, aclaró que la administración está instando a los voluntarios a nivel local y no a los empleados federales a que vayan a llamar a las puertas para conseguir que más personas se vacunen.

Pero a pesar de ello, los líderes republicanos han rechazado con fuerza la sugerencia.

Leer más: Sean Penn compara la respuesta de Donald Trump al COVID con “disparar a las comunidades vulnerables”

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El gobernador republicano de Carolina del Sur, Henry McMaster, escribió el viernes una carta a la Junta de Salud y Control Ambiental del estado, en la que le pedía que “diera instrucciones a la dirección de la agencia y a las organizaciones sanitarias estatales y locales para que prohibieran el uso de las tácticas de puerta a puerta de la Administración Biden en los actuales esfuerzos de vacunación del estado”.

McMaster escribió que “incitar, coaccionar, intimidar, obligar o presionar” a los residentes para que se vacunen debilitaría la confianza en el gobierno.

El coordinador de la respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, Jeff Zients, criticó la desinformación sobre los esfuerzos de vacunación de la administración Biden, diciendo que es un “flaco favor al país y a los médicos, los líderes religiosos, los líderes comunitarios y otros que están trabajando para vacunar a la gente, salvar vidas y ayudar a acabar con esta pandemia”.

Psaki respondió a McMaster, diciendo el viernes: “La incapacidad de proporcionar información precisa sobre salud pública, incluyendo la eficacia de las vacunas y la accesibilidad de las mismas a la gente de todo el país, incluyendo Carolina del Sur, está literalmente matando a la gente”.

Relacionados

Pfizer solicitará aprobación de 3ra dosis de su vacuna COVID

Tres de cada 10 adultos estadounidenses dicen que no han recibido la vacuna covid y probablemente no la recibirán

Fauci: Muy pronto para recomendar otra dosis contra COVID-19

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.