Cautela en Francia al aplicar la vacuna contra Covid

ANGELA CHARLTON
·2  min de lectura
Vacunas contra el coronavirus desarrolladas por Pfizer-BioNTech, en el Hospital Rene-Muret en Servan, cerca de París el 27 de diciembre del 2020 (Thomas Samson/Pool Photo via AP)

PARÍS (AP) — Mientras el resto de los gobiernos de Europa lanzaban sus campañas de vacunación contra el coronavirus con bombos y platillos, Francia lo hizo con una actitud más discreta dado el amplio escepticismo entre la población.

Luego de la primera vacuna, aplicada a una mujer de 78 años residente de un asilo de ancianos cercas de París, el presidente Emmanuel Macron suplicó a sus compatriotas: “Confiemos en nuestros científicos y nuestros médicos. Somos el país natal de la Iluminación, de (el pionero de las vacunaciones Louis) Pasteur. La razón y la ciencia deben prevalecer”.

A pesar de eso, muchos franceses siguen escépticos al recordar recientes escándalos médicos, incluyendo algunos que involucraron vacunas mal administradas. Temen que las vacunas contra el coronavirus se desarrollaron con apuro, que sólo buscan enriquecer a las grandes compañías farmacéuticas y que habrán efectos secundarios que se descubrirán dentro de muchos años.

Francia ha perdido más vidas al virus que la mayoría de los países, y su economía — una de las más grandes del mundo — se encuentra duramente golpeada por dos confinamientos colectivos. Los médicos albergan la esperanza de que la gente aceptará la vacuna a medida que más personas se vacunen.

El doctor Jean-Jacques Monsuez, un cardiólogo de 65 años de edad que vive en un asilo de ancianos al noreste de París, fue el domingo la segunda persona en toda Francia en recibir la inoculación. Cuando varios otros ancianos recibieron la vacuna, expresó: “ya estamos todos vacunados, estamos en el mismo barco, y este barco no se hunde y alrededor de este barco hay un país entero que no se hunde”.

Dirigentes políticos de la extrema derecha y de la extrema izquierda en Francia han avivado los temores en torno a la vacuna, pero encuestas recientes apuntan a que incluso per