Estas son las causas que afectan la producción de vehículos y sus partes | Carta del lector

·2  min de lectura
Tim Sheehan/The Fresno Bee

Al cierre del 2020, se produjo una caída del mercado automotriz que afectó esta industria aproximadamente entre 25% y 30% , infligiendo un poderoso golpe negativo en las nóminas de toda la industria del automóvil a nivel global y, en el 2021, los expertos vaticinaron que la economía de la industria automotriz continuaría en crisis y no se revertirá de manera positiva para el año 2022.

En países como México, la industria automotriz es el principal motor económico de la nación y se estima que representa un 19.8% del PIB nacional. Esta industria también es muy importante en otros países grandes productores de vehículos como China, Estados Unidos, Japón, Alemania, India, Corea del Sur, Brasil, España y Francia.

Pero, ¿cuáles son las causas que afectan la producción de vehículos y partes? Son diversas y sin duda no son ajenas a la pandemia del COVID-19. Las consecuencias que generó la descontrolada pandemia afectaron con severidad los precios y la disponibilidad de las materias primas claves para la fabricación de vehículos como semiconductores, acero, cobre, plásticos, entre otros productos y partes, elementos esenciales para la industria automotriz.

Otras causas son el retraso en la descarga y transportación de suministros de todo tipo de componentes y materiales en los puertos más importantes de Estados Unidos en particular, aunque también ocurre en otras naciones. La cadena de suministro se ha roto y no fluye, no solo en lo que respecta a la industria automotriz y sus partes, sino también en diferentes escenarios y mercados, lo cual ha impactado el funcionamiento de nuestra vida social, laboral y doméstica.

Hay que considerar el factor humano: la mano de obra quizás es la principal causa que afecta la producción de vehículos y partes. Para producir más de 90 millones de vehículos necesarios anualmente para la economía global, se necesitan más de 12.5 millones de empleos directos y se considera que, por cada empleo directo, se generan al menos otros cinco empleos indirectos.

La pandemia ha generado incontables medidas de restricción laboral que han afectado de manera especial la mano de obra especializada de esta industria, desde los obreros en las fábricas, hasta los conductores de camiones especializados en transportar vehículos.

Otro aspecto importante de esta crisis que no debemos ignorar es el trabajo de nuestros líderes políticos y administrativos. De sus decisiones, buenas o malas, depende el destino futuro de la producción de vehículos automotores y la salud del resto de la economía. Sus decisiones son fundamentales en limitar e interrumpir el buen funcionamiento de una industria tan importante —de la cual dependen tantas familias en todo el mundo— o en sacarlas del actual estancamiento. El mayor peso en el éxito futuro o fracaso de esta industria y el tiempo que demore en recuperarse depende directamente de las decisiones que tomen quienes tienen la responsabilidad de hacer tan importante trabajo.

Jose M. Izquierdo, Miami

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.