Causa AMIA: la Corte confirmó la condena a cuatro años de prisión a un excomisario por la destrucción de escuchas telefónicas

·2  min de lectura

La Corte Suprema de Justicia dejó firme la condena a cuatro años de cárcel contra el comisario retirado Carlos Antonio Castañeda, por la destrucción de 68 casettes con escuchas telefónicas de quien fuera el principal sospechosos de la conexión local durante la investigación del atentado a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), ocurrido en julio de 1994.

El fallo que rechazó los recursos de Castañeda contra la condena lleva la firma de los jueces Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti.

Un camarista instó a investigar de manera conjunta las causas de corrupción contra Cristina Kirchner

El hecho de que los elementos tecnológicos que debía resguardar, casettes de audio, son hoy obsoletos habla de la excesiva prolongación de este proceso. Además fue condenado por destruir videocasetes, disketes de computadora y rollos de fotografías que habían sido secuestrados en diversos allanamientos realizados en los primeros días de la investigación.

La voladura de la AMIA ocurrió el 18 de julio de 1994 y dejó 85 muertos y más de 300 personas heridas. Castañeda fue condenado el 29 de junio de 2005 por el Tribunal Oral Federal N° 6. Se le impuso la pena de cuatro años de prisión por el delito de sustracción de objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad competente, en forma reiterada,.

El tribunal ordenó su captura una vez que la sentencia quedara firme, lo que ocurrió el 9 de octubre de 2007, cuando fueron rechazados los recursos de Casación.

Durante el juicio se acreditó que entre el 28 de julio y el 23 de septiembre de 1994, Carlos Antonio Castañeda, en su calidad de jefe del Departamento Protección de Orden Constitucional (DPOC), el área de la Policía Federal que estaba a cargo de la causa AMIA en sus comienzos, sustrajo diskettes de computadora y casetes de video que fueron secuestrados el 28 de julio de 1994 cuando se allanó la casa de la calle República 107, de Villa Ballester, donde vivía el exreducidor de autos, hoy abogado Carlos Alberto Telleldín.

También fueron destruidos rollos fotográficos, incautados ese mismo día, al allanarse un departamento en Carlos Calvo 447, del barrio de San Telmo.

Castañeda también fue condenado porque entre el 27 de julio y el 16 de noviembre de 1994, cuando dejó de cumplir funciones a cargo del Departamento Protección del Orden Constitucional, sustrajo 68 casetes con escuchas telefónicas grabadas a raíz de la intervención dispuesta por el entonces juez Juan José Galeano, de la línea telefónica de la casa de Telleldín.

Luego de una serie de idas y vueltas procesales -que incluyó la denegación de diversos y reiterados recursos-, la Corte desestimó la queja planteada por la defensa de Castañeda sobre el fondo de la sentencia condenatoria, con lo que el fallo quedó firme y debe cumplir su condena.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.