Catedral de Notre-Dame "resiste", a dos años de incendio en París

·2  min de lectura

PARÍS, 15 abr (Reuters) - El presidente Emmanuel Macron elogió el jueves los meticulosos esfuerzos para reconstruir Notre-Dame de París, dos años después de que las llamas arrasaran el ático centenario de la catedral y llevaran a que su aguja se estrellara contra las bóvedas inferiores.

En las horas posteriores al incendio, Macron le dijo a una nación angustiada que la catedral, que data del siglo XII, sería restaurada y prometió que se reabriría a los fieles en 2024.

Más de 700 días después de que los trabajadores tuvieron que trabajar contra el tiempo para apuntalar los arbotantes de Notre-Dame, salvar sus rosetas de vidrio del siglo XIII e instalar sensores de movimiento, ya están casi listas las obras para que el sitio sea seguro antes de la restauración.

Desde una plataforma en la azotea, el presidente, vestido con un mono de trabajo y un casco de seguridad, miró hacia el transepto dañado de la catedral y agradeció a los trabajadores que estaban en el lugar.

"Todos recuerdan dónde estaban hace dos años, la emoción de todos los católicos, de todos los parisinos y de todo el pueblo francés", dijo Macron a un grupo de trabajadores con el horizonte de París a sus espaldas.

"Todos estamos impresionados con lo que vemos, con el trabajo que se ha logrado en dos años. Bravo y gracias", agregó.

La primera fase de la operación de rescate se complicó por la necesidad de cortar una masa de 200 toneladas de metal retorcido que quedó después de que el fuego consumiera los andamios que se habían erigido alrededor de la aguja de madera y plomo en el momento del incendio.

El trabajo también se detuvo temporalmente debido a las preocupaciones sobre la contaminación del plomo y, en ocasiones, se ralentizó por la pandemia de coronavirus.

Los técnicos aún tienen que reforzar algunas de las bóvedas más cercanas a las destruidas con marcos de madera en forma de arco que se colocan en su lugar con una grúa y extender un techo de lona sobre el transepto para proteger el trabajo de restauración una vez que comience.

La catedral será declarada fuera de peligro recién cuando la fase de asegurar el lugar se complete, pero todos los indicadores eran positivos, dijo Jeremie Patrier-Leitus, portavoz del organismo público a cargo de la restauración.

"La catedral no se ha movido desde el incendio, está resistiendo", afirmó.

(Escrito por Richard Lough. Editado en español por Lucila Sigal)