Catean hotel donde gurú Ricardo Ponce hacía retiros de "autosanación"

·4  min de lectura

CANCÚN, QR., junio 2 (EL UNIVERSAL).- El hotel "Akalki", ubicado en el municipio de Bacalar, Quintana Roo, en donde el coach y conferencista Ricardo Ponce realizaba retiros de "autosanación" con fines sexuales, fue cateado este miércoles por elementos de la Policía de Investigación de la Fiscalía General de Quintana Roo (FGE).

El centro de hospedaje fue asegurado por las autoridades ministeriales para continuar con los actos de investigación.

Ponce es acusado de incurrir, probablemente, en el delito de Trata de personas en agravio de mujeres que, bajo la manipulación emocional, eran atraídas a cursos de "autosanación" y retiros espirituales por los cuales pagaban 50 mil pesos o más, para luego ser manipuladas, engañadas, seducidas, acosadas o abusadas sexualmente por el pretendido gurú, quien está sujeto a investigación ministerial.

Algunos relatos señalan que durante los actos sexuales eran videograbadas sin su consentimiento, desconociendo el destino y uso posterior de ese material.

La diligencia se realizó este miércoles al mediodía y concluyó a las 17 horas aproximadamente, precisó la FGE, en cumplimiento a una orden de cateo obsequiada por un juez de control, derivado de las denuncias interpuestas por distintas víctimas, quienes asistieron a los cursos de superación personal promovidos por Ponce, nacido en Cancún.

En las redes sociales de Ponce, figuran videos y fotos del hotel, al pie de la Laguna de los Siete Colores, en donde a las asistentes se les daba la bienvenida "al primer día" del resto de sus vidas.

En las pretendidas terapias el coach abordaba temas como la infidelidad, el cómo atraer a una pareja, las emociones, el amor, los apegos, generalmente ligados con tópicos sexuales, de acuerdo con los testimonios de quienes asistieron o de personal de su staff, a quienes acosó, coaccionó o abusó sexualmente.

De estos mismos testimonios se desprende la existencia de un departamento de lujo ubicado en Cancún, en donde Ponce mantiene a varias mujeres, a quienes manipula emocionalmente, con fines sexuales.

El caso saltó a la luz pública el domingo pasado cuando Maire Wink, una joven youtuber, denunció en sus redes sociales los procedimientos utilizados por Ponce para "enganchar" a sus víctimas, a través de cursos de motivación personal y costosos retiros espirituales con valor de 50 mil pesos que, en realidad, son el imán para reclutar a mujeres jóvenes en una suerte de culto sexual.

A partir del testimonio de Wink, se fueron sumando más casos y se dio a conocer que Ponce enfrenta diversas denuncias en Cancún, presentadas ante la FGE.

El Conservatorio Feminista Cancún lanzó una campaña denominada #ExponeAlGuru, enfocada en obtener más testimonios que permitan proceder en contra de Ponce o de algún otro agresor que se escude en las terapias de sanación o en la espiritualidad para abusar sexualmente de sus víctimas.

"Estamos indignadísimas con el caso de Ricardo Ponce y como sucede en estas ocasiones, muchas otras morras se animan a contar su historia. En la Riviera Maya, con la fuerte presencia de a cosmovisión maya, hay muchos agresores que solo buscan ejercer poder y estafar a quienes buscan sanar. No lo permitamos", expresó esta colectiva feminista, al convocar a otras mujeres a compartir sus testimonios para advertir a otras víctimas.

En esa misma vía, la colectiva "Marea Verde Quintana Roo" llamó a las autoridades a proceder en contra de Ponce, pese a sus influencias y al dinero que posee y llamó a más víctimas a no dejarse engañar por "falsos profetas".

"No se dejen engañar por este farsante violador, estafador, narcisista con labia, gurú patético, iluminado del mal. Este tipo utiliza su fama y su disque intelectualidad embarrada con espiritualidad para convencer a las personas que vayan a sus retiros y webinar, donde según esto van a ‘sanar’.

"Utiliza la necesidad de la gente de sanar en épocas de pandemia, las vulnera de una manera que las envuelve hasta su cama y si no cumples con sus estereotipos solo te baja un chingo de lana, ya que sus cursos y retiros van de 50 a 100 mil pesos", relataron.

El pretendido creador de la "autosanación" ha rechazado las acusaciones en su contra y en un mensaje dirigido a los "valientes" -como llama a sus seguidores- ha señalado que saldrá a fijar su postura "con hechos y no con especulaciones".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.