Catean hornos en Nochixtlán por "destrucción clandestina de cadáver"

·2  min de lectura

OAXACA, Oax., abril 15 (EL UNIVERSAL).- Después de la denuncia hecha por las hermanas mexicano-inglesas de Claudia Uruchurtu, activista desaparecida desde el pasado 26 de marzo en Nochixtlán, respecto a que a casi 20 días las instituciones que llevan el caso no habían reaccionado, este miércoles las Fiscalía General del Estado de Oaxaca (FGEO) informó que ejecutó tres cateos simultáneos en la región Mixteca.

Dichos cateos se realizaron en el paraje denominado "Rancho Viejo" o "Pueblo Viejo" o "La Labor", ubicado en jurisdicción del municipio de Asunción Nochixtlán, de cuya plaza principal se presume que fue desaparecida la activista, tras protestar en contra de la presidenta municipal Lizbeth Victoria Huerta (Morena). Según la FGEO, los cateos fueron realizados a través de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y con el apoyo de elementos de la Guardia Nacional. Con estos tres cateos se da cumplimiento a la orden asentada en el cuadernillo de antecedentes 07/2021 por el delito de "destrucción clandestina de cadáver", en agravio de quien resulte sujeto pasivo. "Agentes Estatales de Investigación catearon diferentes hornos de ladrillo ubicados en el paraje antes mencionado. Esta labor de rastreo estuvo acompañada de peritos especializados y ministerios públicos para garantizar el apego a la ley al cumplir este mandato judicial", informó la institución en un comunicado. "La Fiscalía General refrenda su compromiso de redoblar esfuerzos en la búsqueda y localización de personas reportadas como desaparecidas en la entidad, presentando ante la justicia a quienes resulten responsables", señala el documento.

Este miércoles, familiares de Claudia Uruchurtu acusaron que ninguna de las pesquisas de la Fiscalía les había dado información que ayudara a dar con el paradero de su hermana, pese a los llamados del Comité de Desaparición Forzada de la ONU y de funcionarios del Reino Unido. El comité de la ONU puso como fecha este 15 de abril para que el Estado mexicano informe sobre los avances en la búsqueda de la activista, quien desapareció tras interponer denuncias formales contra la edil, por presunta malversación de recursos públicos.

"El caso de nuestra hermana Claudia es el primero de desaparición forzada cometidas por el Estado mexicano en los tiempos de la Cuarta Transformación, van 19 días sin que tengamos noticias de nuestra hermana", señaló la familia. Pese a esta información, y a que testigos aseguran que la mujer de 48 años fue vista cuando era subida por la fuerza a un vehículo, la Fiscalía de Oaxaca indaga el caso como un delito de "desaparición cometida por particulares", en el que se descarta la participación de agentes del Estado.