Catean y aseguran lujosas casas de exgobernador de Nayarit

TEPIC, Nay., noviembre 15 (EL UNIVERSAL).- La Fiscalía de Nayarit cateó y aseguró tres inmuebles pertenecientes al exgobernador Ney Manuel González Sánchez y tres que presuntamente pertenecen a socios o prestanombres del exmandatario; los seis inmuebles están localizados en el lujoso desarrollo turístico Punta Pelícanos, ubicado en el poblado La Cruz de Huanacaxtle, en el municipio de Bahía de Banderas.

Aunque las propiedades no han sido valuadas aún, en una búsqueda de venta de propiedades en este desarrollo se encontraron fincas que van de los 9 millones de pesos hasta los 30 millones de pesos.

Rodrigo Benítez, subfiscal del estado, informó que las seis propiedades son contiguas y se obtuvo la orden de cateo después de comprobar que ahí el exgobernador tenía tres inmuebles y dos de sus presuntos socios y beneficiarios del fraude realizado al Fideicomiso Bahía de Banderas.

Las casas aseguradas que están marcadas con los números 75, 76 y 77 pertenecen al exgobernador, mientras que los inmuebles con los números 1, 10 y 42, son propiedad de un empresario y una abogada.

El operativo, que se realizó el sábado pasado con apoyo de la Guardia Nacional y la Policía Municipal para tratar de dar con el paradero de González Sánchez, inició a las 18 horas y culminó la madrugada del domingo; se presume que en el cateo se localizaron documentos importantes que ayudarán en las investigaciones del llamado "Megaoperativo Nuevo Nayarit".

Por su parte, el fiscal del estado, Petronilo Díaz Ponce, indicó que hay una investigación robusta en este caso y se tiene detectada toda una estructura de personas físicas y empresas con las que se trató de diluir el saqueo a las arcas públicas mediante operaciones fraudulentas.

El fiscal insistió que el principal implicado es el exgobernador Ney González, por lo que ya se ha emitido una alerta migratoria y se solicitó apoyo de Interpol para que se distribuya la ficha roja de búsqueda en diferentes países.

Señaló que también se trabaja con autoridades federales para tratar de congelar las cuentas e inmovilizar los bienes del exgobernador.