Catean albergue de Tonalá donde quemaron a niña de 11 años

·2  min de lectura

GUADALAJARA, Jal., julio 27 (EL UNIVERSAL).- Esta tarde elementos de la Fiscalía de Jalisco con apoyo de la policía de Tonalá catearon las instalaciones del albergue Casa de Vida y Camino a la Fortaleza, lugar en el que fue torturada una niña de 11 años al ser rociada con alcohol y sometida a electrochoques, lo que le provocó quemaduras graves en 13% del cuerpo. Hasta ahora la Fiscalía de Jalisco no ha emitido información al respecto, pero de manera extraoficial se sabe que cuando llegaron las autoridades el sitio, ubicado en la colonia Santa Isabel, en Tonalá, ya estaba vacío, por lo que no hay ningún detenido; el lugar fue clausurado y las puertas soldadas.

En el sitio, una finca de dos plantas, sólo se localizaron camas, algo de ropa y comida en mal estado; aunque, según las versiones de algunos testigos, en el lugar sólo se atendía a mayores de edad, la madre de la niña que denunció tortura aseguró que en el sitio había otros menores de edad.

Por su parte, las autoridades de Tonalá han señalado que el lugar operaba sin licencia y que se hará, junto con el gobierno del estado, una revisión de estos sitios en el municipio. La madre de la menor torturada señaló tiene algunos problemas psicológicos y la ingresó al albergue con la intención de que ahí la ayudaran; sin embargo, el pasado 22 de julio, durante una crisis de la niña, los encargados del albergue la rociaron con alcohol y le aplicaron choques eléctricos con una pistola taser, lo que generó chispas que encendieron parte de su cuerpo. Cuando la mamá fue a verla el personal del albergue le dijo que había sido un accidente, pero la menor lo negó, por lo que después de llevarla a recibir atención médica, la madre decidió denunciar los hechos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.