Cataratas: Foz de Iguazú abre hoteles, mientras el lado argentino sigue paralizado

Martín Boerr

POSADAS.-Mientras las Cataratas del Iguazú empiezan a recuperarse muy lentamente de la mayor sequía en 15 años, hoy se profundizaron como nunca las enormes diferencias entre las dos localidades que comparten una de las siete Maravillas Naturales del Mundo.

Las autoridades de la ciudad brasileña de Foz de Iguazú quieren que los turistas empiecen a volver cuanto antes, a pesar de que el nuevo coronavirus tiene el estatus de circulación comunitaria. Permitirán a partir de mañana reabrir los hoteles, cumpliendo un estricto protocolo sanitario. Los aviones ya comenzaron a llegar a cuentagotas al aeropuerto de Foz de Iguazú que reabrió hace unos días y se espera la reapertura del parque del lado brasileño para la semana próxima o a más tardar, la siguiente.

En cambio, en la zona argentina, a pesar de que la parálisis del turismo y del comercio, nadie se anima a hablar de plazos para reabrir. Hace diez días se produjo el cierre de un importante hotel de cuatro estrellas que dejó sin trabajo a 49 personas. La empresa Crucero del Norte -dueña de una de las mayores compañías de ómnibus de larga distancia- consideró que demorará mucho en recuperarse la actividad en Puerto Iguazú.

En Foz de Iguazú, el Covid-19 registró 57 infectados y dos muertes, mientras que en Puerto Iguazú hubo apenas cuatro infectados, gracias a las fuertes medidas de seguridad que tomó la localidad y la provincia, que armaron un dispositivo para "repatriar" a más de 20.000 personas que ingresaron por el puente Tancredo Neves que divide a ambas localidades.

En un hecho histórico, el puente permanece cerrado desde el 29 de marzo pasado, salvo para el transporte de mercaderías.

"Después de la publicación del decreto que permite la reapertura, siempre y cuando se cumplan los protocolos específicos y se firme el Plazo de Responsabilidad Sanitaria y las instalaciones de alojamiento estén preparadas, los hoteles pueden reabrir, si lo desean, será opcional", dijo hoy el Secretario de Turismo de Foz de Iguazú, Gilmar Piolla.

El intendente de esa ciudad, Chico Brasileiro y el viceintendente y secretario de salud, Nilton Bobato; junto al equipo de vigilancia epidemiológica, se reunieron hoy con empresarios del sector turístico para definir el borrador final del protocolo de salud.

La parálisis en ambos lados de la frontera es muy fuerte, porque además para los brasileños se congeló el comercio "hormiga" entre Ciudad del Este, Paraguay, y Foz de Iguazú, otro motor de la actividad económica en la Triple Frontera.

Afectados

"Puerto Iguazú está totalmente paralizado, los hoteles y restaurantes cerrados, esta ciudad vive en un 99 por ciento del turismo, las 80.000 personas del municipio se ven afectadas en alguna medida", dijo Domingo Martínez, vicepresidente del Concejo Deliberante local a LA NACIÓN.

Puerto Iguazú venía de batir dos récords consecutivos de turistas en los dos últimos años,a partir de la explosión de las low-cost y el dólar alto que atrajeron visitantes del exterior y alentaron mayores escapadas de argentinos.

El año pasado, el Parque Nacional recibió un récord de 1.635.237 de visitantes. El coronavirus logró frenar a cero a una "locomotora" que venía lanzada a gran velocidad.

Mientras el aeropuerto de Foz de Iguazú empezó a reactivar de a poco las frecuencias aéreas, el flamante Carlos Krause de Puerto Iguazú permanece paralizado desde fines de marzo y la ANAC ya avisó a las aerolíneas que no podían vender pasajes hasta el 1° de septiembre.

Además, a esta circunstancia se suma las perspectivas sombrías de algunas aerolíneas low-cost, como Flybondi que informó que podría afectar sus frecuencias a Iguazú y otras ciudades si cierran las operaciones en El Palomar, como solicitó Aeropuertos Argentinas 2000 hace dos semanas.

La aeroestación de Foz ya empezó a recibir un vuelo diario de Azul Líneas Aéreas. El 24 próximo reanuda los vuelos de Gol y para el 1° de junio se espera la reactivación de las frecuencias de Latam. La otra aerolínea que opera con varias frecuencias en ese aeropuerto es Avianca.

"Los brasileños eligieron otro camino, nosotros privilegiamos la cuestión sanitaria", explicó Leopoldo Lucas, titular del Ente Municipal de Turismo (Iturem), quien acababa de terminar una conferencia vía zoom con una docena de responsables de destinos turísticos del resto del país.

El Iturem y el gobierno de Misiones trabajan intensamente con los hoteleros en protocolos sanitarios que permitan la reapertura gradual, pero nadie se atreve a poner plazos y la decisión final está en manos del Gobierno Nacional.

"Jujuy va a comenzar una prueba piloto en unas semanas y vamos a estar expectantes de los resultados, porque va a marcar el rumbo", señaló el funcionario del ente municipal, aunque no se atrevió a arriesgar una fecha tentativa de reactivación del turismo.

Del otro lado, Brasil nunca para del todo. En otra muestra de la postura diametralmente opuesta que están tomando las autoridades brasileñas el lunes pasado se inauguró la primera tienda libre de impuestos de productos importados de Foz: SKY Duty Free. Eso sí, estaban todos con barbijos.