Catalanes protestan contra orden de enseñar más español

·3  min de lectura
ESPAÑA-CATALUÑA (AP)
ESPAÑA-CATALUÑA (AP)

Miles de catalanes salieron el sábado a las calles de Barcelona para protestar contra la decisión de un tribunal que ordenó que el 25% de todas las clases en las escuelas sean enseñadas en español, reduciendo el uso predominante del catalán en las aulas.

Los manifestantes alegan que tal decisión amenaza su sistema de educación, que ha ayudado a regresar el catalán al empleo común luego de haber sido suprimido durante la dictadura de Francisco Franco.

“No es apropiado para una democracia que un tribunal invalide un sistema educacional que es respaldado por la sociedad y su Parlamento”, dijo en catalán Òscar Escuder, presidente de Plataforma para el Lenguaje, un grupo de base que promueve la utilización del catalán y que participó en la marcha. “De acuerdo con nuestros sondeos, 82% de los catalanes apoyan” el sistema actual, agregó.

La renovada defensa del idioma catalán pudiera galvanizar el movimiento separatista en la región, que ha estado pasando trabajos para mantener su unidad. Varios marchistas llevaban banderas independentistas y los líderes del movimiento participaron en la protesta.

Sin embargo, las familias que quiere que sus hijos reciban más instrucción en español dicen que el sistema actual viola sus derechos de estudiar el idioma común del país.

La marcha se realizó menos de un mes después que el Tribunal Supremo de España ratificara una decisión de 2020 por un tribunal menor en Cataluña que falló en favor de una demanda presentada por el gobierno previo conservador contra el departamento de Educación de Cataluña.

El tribunal superior rechazó una apelación del gobierno catalán contra el fallo anterior de que 25% de los temas académicos deben ser enseñados en español. Eso equivaldría a aumentar al doble las horas que los estudiantes catalanes aprenden en español. Actualmente, la mayoría de las escuelas solamente usan español en las clases de idioma español, con lo demás enseñado en catalán.

El incremento parece leve, pero para muchos catalanes es un sacrilegio.

“Quiero defender el modelo educativo en que yo he crecido y mis tres hijos han crecido y es un modelo de éxito”, dijo Mónica Muñoz, una traductora de 47 años y madre de tres.

La decisión de un tribunal “es la entrada de la muerte de la lengua, la lengua es la base de nuestra sociedad de nuestra forma de ser. El español no peligra”, afirmó.

Ahora se avecina otro enfrentamiento institucional entre las autoridades centrales y el gobierno regional catalán, dirigido por los secesionistas que amenazan con no acatar la exigencia de aumentar el español en las escuelas.

La Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña, un grupo de base que representa a catalanes que quieren más español en las escuelas, dice que 100 familias han presentado su demanda a las cortes y que hay muchas más que las respaldan.

El uso de idiomas en las escuelas en Cataluña se ha vuelto centro de un acalorado debate nacional, luego de que una familia dijo que había sido insultada y que se sentía amenazada tras haber pedido que la escuela pública de su hijo en Canet de Mar, al norte de Barcelona, aumentara las horas de clases en español, como lo ordenaron las cortes.

“No estamos en contra del catalán, lo amamos, y disfrutamos de la gran riqueza que comporta para nosotros como individuos y como sociedad. Pero somos bilingües, y también amamos el español”, dijo la familia en una carta abierta escrita en español y catalán.

___

El periodista de The Associated Press Hernán Muñoz contribuyó para este despacho

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.