Católicos dicen a autoridades de la Iglesia que "bajen del púlpito" para abordar abuso sexual

Por Philip Pullella
El Papa Francisco en la plaza San Pedro, en el Vaticano. 15 de marzo 2017. Los líderes católicos deberían bajarse "del púlpito" para reconocer que el abuso sexual a niños por parte de sacerdotes y el posterior encubrimiento han roto el corazón de la Iglesia, y hacer más para evitarlo, dijeron participantes de una conferencia el jueves. REUTERS/Tony Gentile

Por Philip Pullella

ROMA (Reuters) - Los líderes católicos deberían bajarse "del púlpito" para reconocer que el abuso sexual a niños por parte de sacerdotes y el posterior encubrimiento han roto el corazón de la Iglesia, y hacer más para evitarlo, dijeron participantes de una conferencia el jueves.

La reunión en una universidad pontificia en Roma tuvo lugar mientras el Vaticano intenta recuperarse de la sorpresiva renuncia de Marie Collins de una comisión que asesora al Papa Francisco sobre cómo eliminar el abuso sexual.

Collins, quien de adolescente fue abusada por un sacerdote en Irlanda, renunció aduciendo lo que calificó de "vergonzosa" resistencia al cambio dentro del Vaticano. Miles de casos han salido a la luz en los últimos años en todo el mundo.

"El abuso sexual infantil ha roto el corazón de la Iglesia Católica", dijo el australiano Francis Sullivan en su discurso a la conferencia, realizada por la Comisión Pontificia para la Protección de Menores, el grupo que abandonó Collins, y a la que asistieron las principales autoridades de la Santa Sede.

"Nunca hemos entendido realmente que las decisiones de nuestros líderes, tomadas para facilitar y encubrir, rompieron el corazón de lo que significa ser católico. Y necesitamos (...) enfrentar eso", dijo Sullivan.

Juan Ignacio Fuentes, de un grupo educativo católico de Argentina, dijo que la Iglesia necesitaba trabajar junto a otros grupos para combatir el abuso sexual infantil. Pero afirmó que tenía que hacerlo "no desde el púlpito, sino la mismo nivel que otros grupos" si quería siquiera empezar a arreglar el daño que sufrió su prestigio.

Sullivan dijo que la Iglesia no podía consolarse con el hecho de que el abuso sexual ocurre en todos los segmentos de la sociedad.

"El hecho de que sucedió en la Iglesia Católica dice algo sobre la corrupción en nuestra Iglesia, que hemos perdido la forma en que debemos ser; que, de alguna manera, hemos permitido no solo que existan los abusadores sino que continúen abusando", afirmó.

(Reporte adicional de Richard Balmforth en París, editado en español por Patricia Avila)