Las catástrofes naturales causaron grandes pérdidas económicas en 2022, pero menos que el año anterior

Las catástrofes naturales causaron daños valorados en 270.000 millones de dólares en 2022, año marcado por el huracán Ian en Estados Unidos, pero las pérdidas fueron inferiores a las de 2021, según una estimación publicada el martes por la reaseguradora Munich Re.

En 2021, las pérdidas mundiales habían sido de 320.000 millones, según las estimaciones del grupo alemán.

Las pérdidas aseguradas se mantuvieron estables en 120.000 millones de dólares, según el balance de Munich Re.

El año pasado, las catástrofes naturales causaron unas 11.000 muertes en todo el mundo, tras las 9.320 de 2021, según la compañía.

América del Norte sigue dominando las estadísticas de siniestros. El huracán "Ian", que azotó la costa oeste de Florida a finales de septiembre y barrió el continente con vientos de hasta 250 kilómetros por hora, encabeza la clasificación mundial de catástrofes con un amplio margen.

Las pérdidas ascendieron a unos 100.000 millones de dólares, de los cuales unos 60.000 millones estaban asegurados.

Ian fue el segundo huracán más caro de la historia después del Katrina, que devastó Luisiana en 2005.

La mayor pérdida de vidas la causaron las inundaciones provocadas por las fuertes lluvias monzónicas en Pakistán, que se cobraron 1.700 vidas.

Los daños directos, estimados en al menos 15.000 millones de dólares, prácticamente no estaban asegurados.

En Europa, la sequía causó daños indirectos difíciles de cuantificar, mientras que en Francia y España las fuertes tormentas de granizo causaron daños multimillonarios.

jpl/pc/zm