Castro Candaz, la increíble fortaleza de Galicia sumergida bajo un embalse

En 1963 se terminó de construir en la provincia de Lugo el embalse de Belesar, que entonces se convirtió en el más grande de toda Europa y se consideró un prodigio de la ingeniería civil de la época. El pantano anegó una superficie de 2.000 hectáreas y dejó para siempre bajo el agua pueblos enteros, viñedos, monumentos y una antigua fortaleza que data de la época de los romanos, Castro Candaz.

Este enclave, conocido también como la Atlántida de Galicia, fue fundado originariamente por el cónsul romano afincado en Lugo Lucio Cambero. Sobre sus primeros restos se construyó después en la Edad Media una nueva fortaleza que sirvió de defensa para las oleadas vikingas que asolaron Galicia, aunque posteriormente sería arrasada en la Gran Guerra Irmandiña del siglo XV.

Pese a que se volvió a reconstruir, el paso del tiempo dejó Castro Candaz prácticamente en ruinas y posteriormente se modificó la arquitectura de la zona para construir bancales para plantar vid. Su historia se terminó cuando quedó engullida bajo las aguas del embalse, aunque cuando este se encuentra por debajo del 25% de su capacidad se puede visitar.

Más historias que te pueden interesar: