Castillo: Me tildan de corrupto los corruptos y de traidor los traidores

Lima, 9 nov (EFE).- El presidente de Perú, Pedro Castillo, aseguró este miércoles que le tachan de corrupto quienes son corruptos y de traidor los traidores, y defendió que en el Palacio de Gobierno se reúnen con el pueblo cuando quienes le precedieron se sentaban con empresas mafiosas.

"¿Quién nos tilda de corruptos? Los corruptos. ¿Quién nos tilda de traidores? Los traidores, ¿y quién nos tilda de incapaces? Los incapaces", dijo Castillo en una encuentro en Palacio de Gobierno con pequeños empresarios peruanos.

Explicó que en su Gobierno trabajan hasta la una o dos de la mañana y a las 5.30 ya están en pie "escuchando y recibiendo los clamores del pueblo peruano".

"Adentro (señalando Palacio de Gobierno), en algunos espacios, en algunos salones donde antes se sentaban con empresas mafiosas, transando en contra del pueblo, donde se tomaba licores costosos, hoy se firman convenios tendiendo la mano al pueblo peruano", indicó.

Dijo que su Gobierno no tiene miedo a llevar a cabo los cambios que el país necesita y reiteró la idea de que a él nadie le va a atemorizar porque no debe nada a nadie y que fue el pueblo quien le escogió como presidente en lugar de a "un empresario mafioso".

"Hemos estado acostumbrados en el Perú a decir como un rosario: hecha la ley, hecha la trampa. Nosotros estamos del lado de la ley, no se quien está del lado de la trampa", indicó entre aplausos de simpatizantes.

También defendió que el Gobierno respeta el derecho a la huelga, a las manifestaciones y a la protesta, pero reclamó la necesidad de separar a los "infiltrados" que hacen quedar mal a la autoridad y a los dirigentes.

Desde este miércoles empezaron a circular por redes sociales varios carteles con la convocatoria de una movilización ciudadana en Lima, programada para el jueves 10 de noviembre a partir de las 15.00 hora local (20.00 GMT).

La marcha, denominada "La toma de Lima" o "10-N", está promovida por organizaciones ciudadanas y grupos políticos que rechazan la actuación del Congreso, de mayoría opositora, y se muestran en contra de la nueva moción de vacancia (destitución) presidencial que están preparando en el Parlamento varios grupos de la oposición.

(c) Agencia EFE